Por Luis Aranguren
20 noviembre, 2020

El felino llevaba un largo tiempo dentro de un refugio, pero ahora podrá disfrutar sus años dorados en compañía de su querida cuidadora.

El amor llega cuando menos lo esperamos y lo mejor de todo es que suele ser con una compañía especial y que nos entienda. Aunque así suele ocurrir en la vida de los seres humanos, también pasa cuando de animales se trata.

Un ejemplo es este gato de refugio, quien con 14 años de edad encontró una compañera perfecta para pasar su vejez.

Facebook / FAACAC

Una hermosa anciana que lo entiende a la perfección se hizo su nueva compañera por lo que le resta de vida. Y es que a principios de mayo este gatito fue llevado al Cuidado y Control de Animales del Condado de Anne Arundel, un gato mayor que necesitaba atención y además era descrito por el personal como alguien gentil.

Fue así como después de un tiempo bajo supervisión, decidieron que era momento de buscarle un hogar.

Para lograrlo le organizaron la búsqueda de un lugar de acogida, por supuesto no se iría sin un nombre, por lo que fue bautizado “LL Cool J”. Lo que buscaban para él era un lugar tranquilo y cómodo, pues no tenía la energía de su juventud.

Fue así como tras varios meses de espera, un voluntario del refugio que se enamoró del gato desde el primer día conocía a el  match perfecto para este felino.

Facebook / FAACAC

La madre del voluntario era una dulce anciana de 89 años de edad, que se queda en un centro de cuidados de adultos mayores. Ella necesitaba un compañero dulce y gentil, básicamente esa era la descripción de LL Cool J, quien al llegar a su nuevo hogar fue llamada Raven.

Por suerte el centro de cuidado al mayor tiene políticas que permiten que los animales vivan con los ancianos.

Facebook / FAACAC

Además Raven es una gata muy tranquila y está vacunada, de ningún modo genera malestar dentro de este lugar. Esta anciana es muy feliz de tenerla a su lado, gracias a su compañía sus ratos son más amenos.

Para el hijo de esta señora es tranquilizante saber que su madre pasa muy bien su jubilación, acompañada de un tranquilo y tierno animal que solo recibe y da amor. En el lugar de retiro es muy querido por todos y los otros ancianos también aprovechan para hacerle cariño.

Facebook / FAACAC

Una mascota nunca será una mala idea, al contrario es una fuente de entretenimiento y ternura que con buena atención siempre estará dispuesta a mostrar su mejor personalidad.

Puede interesarte