Por Ignacio Mardones
27 abril, 2020

“Buenas tardes humano, ¿podría entrar? Es mi casa. Vengo por un poco de leche”, pareciera que dirá al que le abra.

En el mundo animal podemos ver de todo. Incluso virtudes y valores. Pero la cordialidad es algo extremadamente raro, y más aún los protocolos de buena educación, cosa que este gato -un gentleman- acaba de mostrarnos. Aunque, quizás no sea tanto algo de su formación (sabemos que a los gatos les importa poco el qué dirán), sino de su inteligencia y sus técnicas de supervivencia.

¿Cómo lo habrá aprendido? ¿Habrá visto a sus dueños tocar repetidas veces, a los largo de los años y meses y un buen día dijo: “yo también puedo”? Quizás. La otra opción es que haya sido especialmente adiestrado para esto. Como se suele hacer con los perros, por ejemplo. O también con algunos gatos, si recordamos la película “La familia de mi Novia”.

Cascade News

Vemos que primero se para en la baranda. No debe ser nada de fácil para él, pensando que es una superficie resbalosa y sus extremidades no se adhieren a ella como sí podrían hacerlo al tronco de un árbol. 

Ya estable, se estira para agarrar el mango metálico que se agita para golpear la madera. Y, como si fuera un humano más, da uno, dos, tres golpes, y espera paciente.

Cascade News

Por ahora sólo hemos pensado en el felino, pero estamos dejando de lado una perspectiva muy interesante en todo este asunto: el espectador de esta escena. Esa persona que iba pasando por el sector, en su día a día, de camino o de regreso al trabajo, de pronto se topó con esta extrañísima situación, y comenzó a grabar, cosa que todos hacen en la actualidad ante cualquier estímulo que cause algo de interés. Y lo agradecemos, porque este es un video que vale la pena ver.

Quien filmó esto fue una chica de 24 años llamada Sheekilah Jones, de Cardif, una ciudad puerto en la costa sur de Gales. “¿Estoy viendo cosas porque son las 6 de la mañana o este gato está tocando la puerta?”, comentó después a Metro.

Desde Upsocl le podemos responder que no, no está “viendo cosas”. Nosotros también lo hemos visto y nos ha hecho mucho reír. 

Puede interesarte