Por Javiera González Ruiz
21 diciembre, 2018

Ya sabes, “si no pueden verme, no pueden atraparme”.

A ningún gato le agrada que lo saquen de su zona de comodidad. Menos si el paseo va a ser en dirección al veterinario, donde los examina un ser odiable para ellos que los acaricia en exceso sin que se haya “ganado” la suficiente confianza para hacerlo.

Así que cada vez que noten que llegó el día de la cita al doctor, intentarán esconderse.

Aún cuando estén dentro de la misma consulta.

Al menos así quedó demostrado luego de que Ashly Perez publicara una foto de su gato James en Twitter el miércoles y un montón de otros usuarios se sintieran identificados.

Twitter @itsashlyperez

Resulta que este enorme y hermoso felino fue de visita al veterinario y ni siquiera hizo un esfuerzo por disimular que no quería estar allí. Apenas entró a la consulta buscó el mejor sitio para ocultarse, y no encontró nada mejor que hacerlo en el basurero.

Al ver el orificio sobre el mesón, no dudó en meter su cabeza allí intentando esconderse, pues de seguro pensaba que así nadie lo encontraría.

Twitter @itsashlyperez

Pero lo cierto… es que hizo el ridículo.

Y su dueña se encargó de publicarlo en las redes sociales sin ningún tipo de piedad.

Afortunadamente para James, no es el único de su especie en hacer lo mismo, ya que apenas vieron su imagen en internet, otros usuarios también quisieron dejar en evidencia a sus gatos.

Aquí van las fotos:

“¿No todos los gatos lo hacen? El mío sí.


“Gatito creativo! El mío saltó al lavatorio la primera vez que lo llevé al veterinario”

“Mi gato recomienda esconderse en el lavatorio cuando vayan al veterinario”

“Mi gato trató de esconderse en el lavatorio”

¿Ven? A ninguno le gusta.

Puede interesarte