Por Valentina Miranda
27 julio, 2022

Brenda Wilkinson acogió a T’Challa en su casa después de que alguien lo viera enfermo y tirado en un jardín, pero no esperaba que reaccionara así cada vez que lo sostenía para darle medicina y comida. Aunque los veterinarios no han encontrado explicación, el felino disfruta de su nueva vida junto a su dueña.

A pesar de que Brenda Wilkinson lleva muchos años de experiencia rescatando gatos para Hands of Mercy Cat Sanctuary, refugio que fundó en San Angelo, Texas (Estados Unidos), nunca deja de sorprenderse con los casos que observa cada día.

Se ha encontrado con todo tipo de felinos, especialmente con los que padecen enfermedades complejas ya que son de los que más terminan abandonados, pero hay algunos que son un completo misterio. Ese es el caso de T’Challa, un gato de pelaje oscuro que logró sobrevivir a pesar de su situación.

Brenda Wilkinson

El día en que Brenda conoció a T’Challa fue uno en que recibió la llamada de alguien que le avisó sobre un gato abandonado. Esta persona encontró al felino en el jardín de una casa y su estado fue motivo de preocupación, se encontraba tirado y enfermo, por lo que necesitaba ayuda con urgencia.

Brenda no dudó en ir por él y lo acogió en su casa. “Tenía hambre, sed y no podía mantenerse de pie. Realmente no esperaba que pasara la noche”, contó a The Dodo.

Brenda Wilkinson

Brenda posiblemente pensaba que lo había visto todo en su trayectoria, pero cuando tomó a T’Challa en sus manos este reaccionó de una forma que llamó su atención. “Cuando lo sostuve, se acurrucó como un ovillo con las patas sobre la cabeza, Como un pececillo de plata”, detalló al medio.

Cada vez que ella lo levantaba para darle medicamento o comida con una cuchara, él se acurrucaba de esta peculiar forma y se ponía muy rígido. “Cuando traté de meterle el medicamento en el hocico, su cabeza se metió muy fuerte y rápido”, contó al sitio.

Brenda Wilkinson

Por lo menos para Brenda no significó mayores problemas, ya que T’Challa era un gato con buen humor gran parte del tiempo. Lo llevó al veterinario para averiguar la razón por la se acurrucaba como ovillo, pero no obtuvo respuestas. El motivo es todo un misterio.

El equipo veterinario que trabaja con Brenda sospecha que se trata de una condición neurológica subyacente, pero no pueden estar seguros de cuál o cómo la contrajo. “Podría haber sido desde el nacimiento o algo que le sucedió. Sea lo que sea, es algo con lo que puede vivir”, dijo a The Dodo.

Brenda Wilkinson

Dejando ese asunto de lado, Brenda le enseñó a comer solo y a mantener el equilibrio para que pudiera ser adoptado, pero él se negó a quedarse en el refugio y prefirió volver a su casa porque se sentía más cómodo. Él sabe que está en casa y que no irá a ningún lado. Él es un milagro“, comentó al medio.

Hay muchos misterios alrededor de T’Challa, pero resolverlos toma tiempo y es mejor invertirlo entregándole todo el amor que merece.

Puede interesarte