Por Lucas Rodríguez
10 junio, 2019

El que fuera un gato negro los hizo pensar de si no sería una mala señal. Pero decidieron seguir adelante: su amor era más fuerte que cualquier felino rebelde.

Incluso si eres de las personas que prefieren los gatos a los perros, estarías mintiendo si no reconoces que son criaturas muy extrañas. Su gran diferencia con los perros, es que el canino existe para uno: el resto de sus vidas es acostarse al sol, comer y esperar a que les demos cariños. Los gatos por el otro lado, pareciera que siempre están en medio de una misión ultrasecreta que se autodestruirá en cinco segundos. 

Pixabay

Parte de su encanto (para los que los encontramos encantadores al menos) es que siempre pareciera que están tratando de llevar a cabo algo que el resto no terminamos por comprender. ¿No me creen? Miren entonces la historia de este gato que decidió que su misión secreta era más importante que el día más importante de la vida de una mujer. 

Wagner Breciane

Como si realmente no le importara lo que pasara fuera de su mundo, el pequeño gato negro decidió que el mejor lugar para recostarse a descansar era la cola del enorme. blanco y elegante vestido de la novia. Ella no se lo esperaba para nada, pero por suerte se lo tomó con mucho humor. Era un día tan importante, que los caprichos de un gatito no iban a arruinárselo. 

Wagner Breciane

El gato era de uno de los sacerdotes de la iglesia, quien se sintió un poco avergonzado por la conducta de su animal. El que el gato fuera completamente negro fue algo preocupante, pero rápidamente les aseguraron que no había ninguna tradición que indicara que es mala suerte que un gato se duerma sobre tu vestida de novia. Nadie sabe si había ocurrido antes. 

Pixabay

Los gatos y sus mundos secretos.

Puede interesarte