Por Luis Aranguren
6 enero, 2022

La familia había donado el sillón a una tienda de segunda mano, sin saber que dentro se escondía un ser muy valioso.

Durante años se ha hablado de la curiosidad de los gatos y cómo esto los mete en problemas, al verse en situaciones que simplemente son para morirse de la risa. Desde el clásico, que es montarse en un árbol y luego no poderse bajar, hasta otras historias que seguro cada dueño de felino tendrá.

En este caso contaremos la historia de cómo uno fue regalado por accidente a una tienda de segunda mano, todo por esconderse donde no debía.

Facebook / Denver Animal Shelter

Resulta que una familia donó un sillón reclinable cuando estaban en su proceso de mudanza, su intención era que le diera una segunda vida. El problema era que Montequilla estaba adentro, escondido entre las piezas del sillón y nadie se imaginó que eso podría pasar.

Luego fue que se dieron cuenta que ya no estaba, y desesperados comenzaron a buscarla pues se estaban mudando y no querían dejarla atrás.

De inmediato se comunicaron con Denver Animal Shelter, quienes hicieron lo posible con ellos y tras analizar la situación intentaron revisar el mueble que habían regalado. Les explicaron que los gatos solían meterse en estos lugares truncados y podía estar allí.

Y lo cierto es que tenían razón, estuvo ahí todo el tiempo y quizás por miedo no salió, lo que fue muy afortunado pues si se hubiese salido, habría sido más difícil encontrarla. Pero ya todo pasó y la familia está muy feliz, vigilándola para no volver a perderla antes de mudarse y que puedan llegar bien a su nuevo hogar.

Facebook / Denver Animal Shelter

“Estamos muy felices por el final de esta historia y estamos agradecidos a todos los involucrados en llevar a este dulce gato a casa a salvo”, escribió el refugio.

Facebook / Denver Animal Shelter

Sin duda, de ahora en adelante revisarán dos veces los muebles y demás objetos que vayan a regalar o botar, existe la posibilidad de que un felino esté adentro. Montequilla dejó claro que es un animal muy curioso y no teme adentrarse en estos espacios, aunque para salir necesita la ayuda de sus dueños.

Facebook / Denver Animal Shelter

Suponemos que fue un momento difícil para la familia, no saber dónde está tu mascota es algo preocupante, pero ahora solo queda reír de la experiencia.

Puede interesarte