Por Camilo Morales
27 julio, 2022

“Estaban tan conectados. Son completamente opuestos pero se necesitan el uno al otro para estar completos”, contó el dueño de Simon y Sabastian.

No siempre los animales que aparecen en las calles abandonados por diversas razones tienen alguien a quien acompañar. A veces se pueden ver perritos que se hacen inseparables de gente en situación de calle, pero pocas veces se ven animales unidos entre sí.

Ese es el caso de Simon y Sabastian, dos gatitos que desde que fueron descubiertos en la vía pública nunca dejaron de demostrarse su cariño, amor y fidelidad.

Collen Green

Y es que, como consigna The Dodo, esta pareja de felinos llegaron a una casa juntos porque en las calles tampoco se separaban. Ambos compartían los mismos días difíciles, buscando comida, agua y un techo en donde guarecerse de las inclemencias del tiempo.

Quien los encontró fue un amigo de Collen Green, el actual dueño de los gatitos. “Mi mejor amigo compró una casa nueva y la primera semana que se mudaron un gato callejero entró a su porche y tuvo dos gatitos“, contó.

Collen Green

Al comienzo la hermana de Collen tenía como plan acogerlos y Collen quería adoptar a uno de ellos. Sin embargo, se dio cuenta que no podían ser separados porque no dejaban de abrazarse.

Iba a visitar a Simon y cuando lo recogía el negro tímido y esponjoso comenzaba a saltar a mis brazos junto con Simon. Se abrazaban y me miraban con tanto amor. Cuando decía algo movían sus cabezas al unísono como si fueran uno solo“, agregó.

Collen Green

Collen se sentía muy conmovido, pero no podía llevarse a los dos. Luego de varias semanas visitando a Simon se rindió y se los llevó a ambos. “Estaban tan conectados. Son completamente opuestos pero se necesitan el uno al otro para estar completos. Cuando los castré, el veterinario dijo que se quejaban tanto que tuvieron que ponerlos a recuperarse en la misma jaula“, agregó.

Simon y Sabastian pudieron vivir una vida feliz, para Collen siempre fueron “una pareja especial“. Lamentablemente, y por cosas de la vida, el tiempo fue pasando y Simon falleció a la edad de 16 años.

Collen Green

Lo más sorprendente es que Sabastian no podía vivir sin él y falleció solo un mes después. “Sé que donde sea que estén, se están abrazando“, cerró el dueño.

Puede interesarte