Cada vez que ven la jaula del conejo abierta, no dudan en ir a hacerle compañía a su hermanito peludo.

Cualquier gato ama su libertad. Seguramente si tiene posibilidades de salir de casa, preferirá recorrer el vecindario, conocer a otros felinos, andar por arriba de los techos, trepar árboles y un montón de otras actividades que puede hacer al aire libre. Sin embargo, no todos tienen ese tipo de gustos…

Al menos así quedó demostrado luego de que esta familia adoptara a Ninji y a Nibbler, dos gatos que prefieren pasar el tiempo encerrados en la jaula de su hermano conejo.

¿Cómo? Sí, tal como lo lees.

Resulta que Scarlett Darby y su familia son todos unos amantes de los animales, así que cuando vieron a un conejo en adopción no lo dudaron y lo llevaron a casa bajo el nombre de Beau.

Scarlett Darby

El animal más que conejo parecía un perro, tenía una personalidad totalmente extrovertida y no tenía problema alguno en perseguir a sus dueños, acurrucarse con ellos en el sofá y estar cerca siempre.

Meses después la familia decidió adoptar una nueva mascota y llegó Ninji, un gato muy curioso y travieso. Si bien en un principio la madre humana estaba muy preocupada por cómo se llevarían sus animales, apenas los vio interactuar supo que no habría problema alguno entre ellos. Ambos disfrutaban pasar el rato juntos y se hacían compañía, así que ante los ojos de su familia eran casi inseparables… 

Scarlett Darby

Pero en realidad no tenían idea de lo mucho que se amaban hasta que el gato descubrió la jaula donde Beau dormía de vez en cuando.

Scarlett Darby

“Tenía la puerta de la jaula de Beau abierta mientras ponía algo de comida para él y Ninji decidió saltar”, dijo Darby. “¡Estaba nerviosa al principio, pero pronto me di cuenta de que Ninji estaba más interesado en la casa de Beau que en Beau!” recordó su dueña.

Scarlett Darby
Scarlett Darby
Scarlett Darby

Y aunque el conejo parecía algo desconcertado, pronto descubrió que su hogar no solo le interesaba a Ninji, sino que también a un nuevo gato que llegó a casa.

Se trataba de Nibbler, quien comenzó a copiar todo lo que hacía su hermano gato y también se sumó a pasar el rato en el recinto de Beau, así que en poco tiempo, toda la pandilla peluda pasaba tiempo allí juntos.

Scarlett Darby

Parece que los felinos no tenían idea de que el recinto era solo par conejos y se sentían totalmente iguales a Beau.

Una nueva hermanita llamada Lola, que fue adoptada recientemente, también está incursionando en el hogar del conejo, pues aunque se lleva bien con sus hermanos de la misma especie, adora pasar tiempo con el pequeño de cola esponjosa.

Scarlett Darby

¡Son una hermosa familia!

Puede interesarte