Por Antonio Rosselot
5 julio, 2019

¡Namasté gaviota Vinny, reina de los condimentos voladores!

Los rescatistas del Tiggywinkles Wildlife Hospital, de Inglaterra, están acostumbrados a ver animales en estado delicado o necesitados de cuidados médicos y afectivos, pero la verdad es que la situación que les tocó vivir hace unos meses supera con creces el límite de lo creíble y lo esperable. Nunca, pero nunca esperaron ver a la reencarnación del ave fénix.

FB: Tiggywinkles Wildlife Hospital

Un día llegó un aviso de que se había visto una gaviota de color naranja a la orilla de una carretera cercana. Y es raro que, al estar en Inglaterra, te digan eso. Una vez que los rescatistas fueron a buscar al ave y se lo llevaron sorprendidos de vuelta al hospital, se dieron cuenta de que el color de su plumaje no era pintura ni tinte: era un condimento. Sí, de esos que se usan para cocinar ricos platos indios.

«De alguna manera, ¡la gaviota había terminado cubierta por completo de curry o cúrcuma! Estaba repartido por todas sus plumas, lo que le impedía volar correctamente. No tenemos idea de cómo terminó así pero, afortunadamente, además de su intenso color y aroma, la gaviota estaba sana».

Tiggywinkles Wildlife Hospital en su página de Facebook

FB: Tiggywinkles Wildlife Hospital

El equipo de veterinarios del hospital procedió de inmediato a bañar a esta pobre gaviota, que en ese minuto probablemente olía a tikka masala. Después de un enérgico baño con jabón para limpiar sus plumas, la gaviota quedó lista para volver a su hábitat, y a la normalidad. Y claro, el ave no podía irse sin ser bautizado: la nombraron Vinny (por el curry Vindaloo, un delicioso plato de la India).

FB: Tiggywinkles Wildlife Hospital

Si bien le quedó un ligero tono naranjo en el plumaje, ésta ha vuelto a ser como antes. ¡Namasté gaviota Vinny, reina de los condimentos voladores!

Puede interesarte