El público no se contuvo y exclamó de ternura.

Los diseñadores y las modelos siempre buscan sorprender en la pasarela, en especial en un evento tan televisado y reconocido como la Milan Fashion Week (semana de la moda en Milán). Lo que sí, es que deben tener mucho cuidado con cómo exactamente logran sorprender, pues tampoco quieren sacarle el foco a la ropa; que finalmente es lo importante.

El miércoles Gucci mandó a la pasarela a sus modelos con cabezas cortadas y dragones bebé, así que la vara estaba bastante alta. Pero Tod’s no se quedó atrás y usó un viejo truco: cachorritos.

Tod’s/ Milan Fashion Week

Gigi Hadid salió con el primer look de la colección cargando a un bulldog francés, mientras se escuchaban las exclamaciones de ternura del público. Luego de esto salió un pequeño chihuahua, un white terrier y un Charles spaniel. 

Si bien tomaron un riesgo al poner algo que llamaba tanto la atención, lo manejaron bien pues no todas las modelos salieron con perritos. Además, la ropa impresionaba por si sola, en especial por las texturas y colores de invierno/otoño que presentaba.

Tod’s/ Milan Fashion Week

Dentro de la paleta de colores que utilizaron encontramos caramelo, toffee, mostaza y verde salvia. La marca se caracteriza por el uso de cuero, por lo que este material brilló en la pasarela.

El tipo de ropa era bastante variado, desde faldas tubo hasta abrigos peludos. La marca suele hacer prendas cómodas, por lo que los zapatos por ejemplo se veían perfectos para usar en la calle.

Tod’s Milan Fashion Week

Usaron hermosos accesorios, como bolsos y cinturones, para así hacer ver los atuendos como que podían ser usados en un día cotidiano. Varias de las prendas parecían estar inspiradas en piel de oveja, quizás eso fue lo que inspiró a los diseñadores a incluir perritos.

Puede interesarte