Por Antonio Rosselot
14 enero, 2020

«Estaba tan enojada con él. ¿Qué tipo de mascota he criado?», dice la mujer oriunda de China, que descargó sus frustraciones con su perrito. Él sólo quería un poco de atención…

Pueden haber miles de diferencias culturales entre Oriente y Occidente que pueden ser entendidas y justificadas, pero una cosa que debe ser transversalmente condenada es el maltrato y abuso hacia los animales indefensos, sobre todo si es por razones tan absurdas como las que les contaremos a continuación.

En los últimos días ha circulado un video en las redes sociales, proveniente de China, en donde una mujer lesionada de un pie maltrata a su perrito por creer que éste imitaba su cojera al caminar.

Douyin

El video, subido a la red social china Douyin hace unos días por la misma mujer, quien se dedica a la venta de frutas, la muestra caminando con dificultad por un jardín mientras su perro, llamado Big Yellow, la acompaña inocentemente.

Cuando el perrito empieza a simular una cojera para llamar la atención de su dueña y recibir cariño, ésta le responde con tres fuertes palmetazos en la cabeza. El video está acompañado de este comentario:

«Estaba tan enojada con él. ¿Qué tipo de mascota he criado?»

Douyin

Desafortunadamente, el maltrato no fue solamente en esa instancia, sino que hay otros dos videos (enlace 1 y enlace 2), filmados en casa de la mujer, la muestran repitiendo la misma dinámica: el perro trata de llamar la atención de la mujer fingiendo la cojera, saltando con su pata derecha en el aire, y ésta le responde con violencia.

Douyin

Evidentemente, los usuarios de Douyin reaccionaron con furia ante este maltrato. El usuario Jin Qiao aseguró que la mujer estaba acostumbrada a golpear a sus perros como si fuese pan de cada día, mientras que QT, otro usuario, cuestionó que ella golpeara a Big Yellow sólo para tener un video que publicar en sus redes.

También circuló la teoría de que el perro estaba realmente cojo y que ella misma lo estaba imitando a él pero, sea como sea, de todas maneras ocupa la violencia y lo golpea fuerte.

Douyin

Y ya sea en Bangkok, Estocolmo, México o donde sea, es imposible avalar esta horrible conducta.

Puede interesarte