Por Luis Lizama
14 mayo, 2020

La ignorancia del ser humano no tiene límites: El pobre animal terminó con el pico y un ala fracturada, en pésimo estado de salud.

El ser humano es el principal enemigo de los animales. A pesar de avanzar en derechos y respeto por ellos, todavía queda demasiado por avanzar. La historia de este pobre ave es el fiel reflejo de la ignorancia de las personas. Es momento de frenar esto.

La golpearon, lanzaron piedras y «bañaron» con agua bendita, por pensar que era de «mal agüero». La lechuza terminó con el pico y un ala fracturada, con un mal pronóstico de salud. Al parecer no es algo puntual, la gente relaciona su aspecto con el de seres oscuros. Anteriormente se habían registrado ataques hasta el punto de quemarlas, por decir que eran «brujas».

Proyecto Santa María

El lamentable hecho ocurrió en Yucatán, una localidad de México. Muchas personas vinculan a los animales con seres oscuros, con magia negra o cualquier tipo de creencias, lo que está profundamente errado. El mejor ejemplo es lo que ocurre con los gatos negros durante noche de brujas.

En esta ocasión quien sufrió por la ignorancia de las personas fue una pobre lechuza, acusada por ser de «mal agüero», resultando herida y en mal estado.

Sham Jolimie / Imagen referencial

De la misma forma la «bañaron» con agua bendita, quién sabe por qué, para eliminar algo que jamás tuvo el pobre animal. 

«El miedo e incertidumbre ante el escenario actual por la emergencia sanitaria, y el estrés que se vive intensifican este tipo de conductas que más allá de la maldad reflejan un tema cultural y de ‘autoprotección’, creencias que por generaciones se han arrastrado. Pero que afortunadamente jóvenes de la misma comunidad, con más apertura y con una cultura en favor de la conservación, deciden no continuar, y fueron ellos quienes la rescataron y pidieron ayuda a Proyecto Santa María, la cual se les prestó previo aviso a las autoridades ambientales, por tratarse de un ejemplar de vida silvestre.»

Destacó la organización Proyecto Santa María.

Imagen referencial – Pîxabay

El estado de salud del ave está siendo evaluado, pero no es para nada bueno.

«Esperemos sobreviva a sus graves lesiones que incluyen fractura de pico y ala, y que también sirva de ejemplo de lo que no se debe hacer, pues son aves como cualquier otra, con la mala fortuna que por sus hábitos nocturnos son protagonistas de infinidad de mitos y leyendas mismas que les traen como consecuencia un persecución que muchas veces acaba son su vida.”

Escribió Proyecto Santa María.

Lamentablemente no es primera vez que se registran ataques a este tipo de animales.

Ya hace unos años se conocía de una que fue víctima de personas inescrupulosas e ignorantes, quienes intentaron quemarla por creer que era una bruja.

Esperamos que este tipo de ataques comience a quedar en el pasado, entendiendo que los mitos son solo eso. 

Es necesario seguir avanzando en derechos de los animales, en sancionar el maltrato y educar a la población. Esto no puede seguir ocurriendo.

Puede interesarte