Por Daniela Morano
4 abril, 2019

Los más cercanos al fallecido hasta se quedan a dormir a su lado. Otros los tocan y olfatean, intentando recordarlos en vida.

Hace décadas que sabemos que los primates tienen una estrecha relación con el ser humano. Aunque la raza humana evolucionó no nos hemos alejado mucho en cosas básicas, como bien ha demostrado una nueva investigación realizada por científicos en gorilas del Parque Nacional Volcanoes en Rwanda, África. Según el equipo, los gorilas tienen un proceso de duelo similar al de las personas.

Si bien alguna vez se pensó que los humanos eran los únicos en preocuparse por los muertos y tener una especie de concepto en torno a la muerte, los estudios han demostrado que los gorilas también se reúnen para despedirse de aquellos que han partido.

El equipo de la Fundación Dian Fossey pudieron ver y filmar a gorilas alrededor del cuerpo de Titus, un gorila de 35 años y de Tuck, una gorila de 38 años.

Dian Fossey Gorilla Fund International

Aunque parecen preocuparse más cuando el muerto formaba parte de su grupo, de todas maneras se acercaban a observar a los de otros grupos. En los tres casos registrados, los primates se sentaban alrededor del cuerpo, lo olfateaban, lamían y limpiaban.

Los que tenían una relación más cercana con el muerto se quedaban ahí más tiempo. Algunos incluso dormían junto al cuerpo.

Una de las crías de Tuck intentaba mover su cabeza de lado a lado con cuidado, mientras que su hermano Urwibutso hacía sonidos y golpeaba su pecho frente al cuerpo de su madre. En ese caso podría tratarse de la frustración que sentía ante la escena.

Varias teorías han surgido al respecto, desde curiosidad hasta compasión y dolor.

Dian Fossey Gorilla Fund International

«Su comportamiento se explica parcialmente por un sentido de curiosidad hacia la muerte, la agresión puede ser que el individuo espera una reacción del muerto pues la información inicial no es suficiente para que ellos registren el cambio permanente e irreversible», dijo Amy Porter, científica de la fundación.

«Los humanos no son los únicos que lloran a los muertos».

Puede interesarte