Por Juan David Montes
8 noviembre, 2016

No todos lo héroes usan capas… algunos llevan puesto un caparazón.

Durante su visita al Zoológico de Taipéi, un padre y su hija así como otros visitantes fueron testigos de un gesto de cordialidad entre dos de las tortugas exhibidas en el lugar. Una de ellas se encontraba invertida, apoyada sobre su caparazón, en una posición que significa un riesgo para la vida de estos reptiles debido a la dificultad que les supone enderezarse.

El video grabado por este hombre, identificado en YouTube como AuDi Yu, captó el momento en el que otra tortuga se acercó para ayudar a su congénere.

A pesar de que no fue una tarea fácil para ella, hizo su mejor esfuerzo para enderezar a su compañera.

¡Y así salvó el día (y la vida) de su amiga!

Mira el video completo a continuación:

httpv://youtu.be/xJ87DJl_jbc

Un gesto de camaradería como pocos.

Puede interesarte