Por Luis Aranguren
22 octubre, 2020

Más allá de eso, se dan el amor y el afecto que el otro necesita. Una iniciativa que merece ser replicada.

En una granja de rescate llamada “Safe in Austin” no dudan en darle hogar y afecto a un grupo específico de animales. Aquellos que están en difíciles condiciones de vida, reciben alimento, cuidados y sobre todo amor.

Este tipo de rescate no tiene costo, cabe resaltar, pero una vez estos animales se recuperan, tienen una misión.

Facebook / Safe in Austin

Su trabajo es ayudar a niños que al igual que ellos tienen algún tipo de necesidad especial. Saben que serán los más comprensivos, pues se sienten identificados con la ayuda y atención recibida.

Además, son fuente de inspiración pues muestran a todos que siempre es posible salir adelante ante las dificultades.

Facebook / Safe in Austin

Este centro de rescate es dirigido por Jamie Wallace Griner y su familia, uno de sus hijos tiene autismo y sirvió para inspirarse.

Un día se dieron cuenta que su pequeño se llevaba muy bien con su perro llamado Ángel, era una relación pura y sana que le generaba a ambos bienestar. Fue así como decidieron hacer de esto una granja con más animales, un lugar de sanación para todas las especies.

“Siempre hemos amado a los animales, pero cuando Angel se unió a nuestra familia, quedó increíblemente claro cómo el amor por un animal puede ser literalmente milagroso. Ángel le dio a mi hijo confianza y fuerza más allá de lo que yo era capaz de hacer como su madre”.

–Jami Wallace Griner a través de Sunny Skyz

Del mismo modo que Ángel le brindó protección a su hijo, ella quería que se sintieran los hijos de otras familias. Sabe que en ocasiones no es muy fácil lidiar con estas necesidades y como madre, su papel era el de ayudar.

Facebook / Safe in Austin

Es así como decidieron comprar un terreno y tener un espacio destinado al cuidado de animales, pero también al que los niños pudiesen compartir con ellos para mejorar.

Para ellos no hay un tipo específico de animal, sin importar su especie si necesitan ayuda, ahí tienen un hogar. Lo único que deben hacer es ser cariñosos una vez mejoren, la verdad es que es un intercambio que conviene mucho.

Facebook / Safe in Austin

Este centro se ha convertido en un lugar de salvación, donde animales y niños pueden ver la otra perspectiva de la vida. Un espacio en el que se pueden sentir a gusto, sabiendo que sin importar cuán diferente seas, siempre habrá alguien dispuesto a darte amor.

Facebook / Safe in Austin

Una gran labor que nos llena a todos de alegría, la magia de convivir en paz con los animales que nos rodean.

Puede interesarte