Por Valentina Miranda
5 julio, 2022

Después de que un incendio acabó con el establo de los animales en Wisconsin (EE.UU), Holly Poad y su tía diseñaron orejeras con telas abrigadoras e impermeables para ellos. Estas se adaptan a sus cabezas para enfrentar cómodamente el clima polar.

El invierno y el verano son las estaciones que más dividen a las personas. Mientras que algunos optan por el frío para abrigarse y beber un té caliente, otros prefieren el calor para andar más ligeros de ropa y refrescarse.

Sin embargo no se puede saber qué le gusta más a los animales, lo único seguro es que deben estar preparados para el ambiente, sobre todo los domésticos. La granjera Holly Poad no quería que ninguno de sus terneros pasara frío en el duro invierno, así que les creó unas orejeras especiales para evitarlo.

Facebook: Triple P Farm

La mujer de Wisconsin (Estados Unidos) tuvo esta idea innovadora luego de que un incendio acabara con el establo donde sus animales se refugiaban y en pleno invierno. Como la temperatura suele bajar a los -40°C, probablemente los terneros no podrían soportarlo y fue cuando se le ocurrió la idea.

Hollly adaptó chaquetas y protectores para para abrigar a las criaturas, pero tuvo que pensar en la mejor forma posible.

Facebook: Triple P Farm

Fue entonces que llamó a su tía Kim Ewers para pedirle ayuda con el diseño, ya que ella vende bordados en su propia tienda y es toda una experta en el rubro.

Utilizaron un tejido impermeable, para enfrentar el clima polar, agregándole correas y velcro para que se ajuste a las cabezas de los terneros. Descartaron la lana porque al mojarse puede afectar la salud de los animales. Finalmente crearon las orejeras con colores llamativos para localizarlos en caso de perderse en la nieve.

Facebook: Triple P Farm

Si bien al inicio eran una solución temporal, terminaron convirtiéndose en todo un negocio porque la gente comenzó a pedir para sus animales. Por medio de su página en Facebook “Triple P Farm” llegaron los pedidos gracias a las fotos de los terneros.

“Pensé que tal vez venderíamos 5, 10 pares. No pensé que podría convertirse en algo tan grande”, dijo Holly según Incrível. Al haber mayor demanda, aumentó el equipo y con la ayuda de los sobrinos de Kim han creado más modelos durante las noches porque en el día trabajan en la granja.

Puede interesarte