“No me quitaron nada pero estoy enojada porque ya no puedo ni salir a pasear con las perras tranquila a la esquina y nadie hace nada. Si no tuviera a Ofelia me hubieran robado y quien sabe que más me hubieran hecho”, dijo Orenda, quien reside en Ciudad de México.

Los perros no solo son los mejores amigos de las personas, sino que se pueden convertir en héroes cuando más lo necesitan. Ellos son capaces de entender cuando sus dueños están en peligro, por lo cual no es sorpresa que actúen para defenderlos.

Por fortuna, así ocurrió con el caso de una joven de Ciudad de México conocida como Orenda, quien a través de su cuenta en la red social Twitter (@silnersessian) relató cómo casi fue víctima de un asalto, pero su perrita, Ofelia, salió defenderla.

@silnersessian / Twitter

La peluda de raza pitbull se le lanzó encima al asaltante cuando este trató de ahorcar a la chica. “Me acaban de tratar de asaltar a tres cuadras de mi casa, llegó un vato por atrás de mi y me jaló la capucha de la sudadera, me estaba ahorcando y me dijo que le diera mis cosas. Yo venía con mis dos perras, una de ellas es una pitbull y la neta, se descagó al vato”, contó.

“Yo la solté cuando vi que lo tenía prensado. El wey empezó a gritar que nos iba a matar a mi y a mis perras, no sabía si correr y dejar a Ofelia ahí o qué hacer. El vato empezó a patear a Ofelia y aunque la escuchaba chillar con las patadas ella no soltó”, agregó.

@silnersessian / Twitter

El tipo en vez de desistir del robo, siguió con su plan criminal a pesar de que esto implicara lastimar a la joven y a la perrita. Sin embargo, no contaba con que esta peluda defendería a su dueña con la vida.

“Le brincó al hombro y ahí le pegó otra mordida, el vato empezó a sangrar y el otro que venía en la moto le gritó que ya se viniera que el ruido estaba llamando la atención. Vi que este tipo quería sacar algo de su pantalón, me imagino una navaja o algo pero no podía”, relató Orenda.

@silnersessian / Twitter

“En eso el wey se logra zafar y empieza a correr a la moto, yo me voy corriendo hacia el lado contrario llamando a Ofelia para que se viniera. Oriana, mi otra perra, estaba más espantada que yo se me hace. Llamé al 911 y la patrulla obvio nunca llegó. Volví a llamar y que vaya al Ministerio Público“, agregó la joven.

@silnersessian / Twitter

Por fortuna ella no recibió ningún daño y a pesar de que su perra recibió los golpes está en buenas condiciones. “No me quitaron nada pero a lo que voy con este tuit es que estoy enojada porque ya no puedo ni salir a pasear con las perras tranquila a la esquina y nadie hace nada. Si no tuviera a Ofelia me hubieran robado y quien sabe que más me hubieran hecho”, expresó.

Puede interesarte