Por Luis Lizama
27 septiembre, 2019

Hable ahora o calle para siempre: y aparecieron los mapaches.

El matrimonio es una ceremonia y un momento inolvidable, plagado de alegrías, invitados y amor. Es común también tomarse una sesión fotográfica para la posteridad, retratando a la feliz pareja. Algunas parejas lo hacen en la fiesta misma, otras en iglesias y una que otra en la naturaleza.

Esta pareja decidió tomarse las fotografías nupciales en plena naturaleza y un grupo de mapaches irrumpió en plena sesión sólo por curiosidad. Querían unirse a la foto.

Kathryn White Photography

Los felices novios, Sarah y Zach querían que todo en su vida fuese especial. Desde su matrimonio hasta la sesión de fotos ¡Y  vaya que lo lograron! Se dieron cita en el Golden Gate Park de San Francisco (EE.UU.) con Kathryn White, especialista en fotografías de boda.

Kathryn White Photography

Querían a la naturaleza como testigo de su amor, por tanto quisieron que fuera protagonista en sus fotos. Estaban en plena sesión, todo muy ordenado y bello.

Kathryn White Photography

Y de un momento a otro aparecieron los mapaches.

Kathryn White Photography

Sin siquiera pedir permiso, interrumpieron como si nada, como si ellos hubiesen pagado la sesión. Se robaron la película y el protagonismo a los novios, quienes sólo pudieron reír ante la cómica situación.

Kathryn White Photography

«Nos alejamos del sendero, pero continuaron acercándose, curiosos, a nosotros. ¡Eran tan adorables y dulces!»

Comentó la fotógrafa a The Dodo.

Kathryn White Photography

Una vez que consiguieron su objetivo, robar pantalla, se aburrieron y se fueron.

«Decidimos que debe de ser un buen presagio»

Dijo la pareja a The Dodo.

Lindo presagio para una linda historia. Será una buena anécdota para contar a su familia en algunos años más. 

Puede interesarte