Por Daniela Morano
12 marzo, 2019

Cuando notaron que cada uno aparecía por separado y los guiaban al mismo lugar, supieron que algo malo ocurría.

Los perros no sólo son muy leales hacia sus amos, sino que también a su manada canina. Especialmente cuando viven en la calle, los perros forman grupos entre ellos que se protegen a toda costa de los peligros que rondan las calles. Buscan alimento juntos y están hasta dispuestos a cuidar de cachorros recién nacidos de ser su madre parte de su manada.

Cuando Trevor Costelloe y su amigo llegaron a un parque acuático abandonado y unos perros callejeros comenzaron a mirar con cara de sospecha, sabían que algo extraño ocurría.

Trevor Costelloe
Trevor Costelloe

Mientras paseaban por el parque luego de fuertes lluvias, los perros fueron apareciendo uno a uno para llamar la atención de Costelloe y su amigo. Entre los dos se miraron, sabiendo que algo intentaban decirles. Querían que los siguieran, pero no estaban seguros de caminar más adentro en el parque.

Trevor Costelloe
Trevor Costelloe

Eventualmente todos se acercaron a ellos y los guiaron hasta una especie de piscina en el parque donde uno de sus amigos estaba ahogándose.

Mientras uno grababa, el otro tomó al perro en problemas y uno de sus amigos callejeros lo olía, intentando ayudar a sacarlos del agua, donde estuvo quizás cuánto tiempo. Era claro que llevaba varias horas ahí pues se veía débil, aunque una vez que estuvo afuera, estaba muy feliz.

Después de todo sí estaban intentando decirle algo muy importante a estos dos amigos, quienes de no haber ido a pasear allí ese día, jamás habrían podido salvar al perrito en problemas.

Puede interesarte