Por Diego Aspillaga
31 julio, 2020

El animal tuvo la suerte de ser localizado en la mitad del océano y recibir ayuda antes de sucumbir ante el cansancio. Hasta que los seres humanos no se hagan responsables de sus desechos, estos casos se seguirán repitiendo.

En la mitad del océano, nadie podía ayudarla.

Esta joven tortuga laúd había quedado atrapada en una antigua red de pesca, la que rompía su piel y le impedía nadar correctamente. Esto, para cualquier animal que vive en la naturaleza, es fatal: era un blanco fácil para cualquier depredador.

Storytrender

Afortunadamente y contra todas las probabilidades, un grupo de personas la vieron en la mitad del mar y la ayudaron a recuperar su libertad.

Personal de la Guardia Civil Española dieron con el animal luego de un recorrido de rutina y organizaron una improvisada operación de rescate para salvarle la vida.

@guardiacivil

Luego de acercarse lentamente al reptil, los rescatistas agarraron una de las cuerdas que la mantenían atada y aprovecharon de acercarse lo más posible. 

Si bien el animal intentaba escapar, su constante lucha con las redes de pesca que lo tenían atrapado lo había dejado agotado, por lo que no opuso mucha resistencia. 

De manera rápida y decidida, estos miembros de la Guardia Civil cortaron las cuerdas una por una hasta que el animal estuvo libre de sus ataduras y se sumergió de nuevo en las profundidades del océano.

@guardiacivil

El rescate de este reptil en peligro de extinción fue grabado por un miembro del equipó y compartido en redes sociales, donde miles de personas aplaudieron la labor de los rescatistas y sus esfuerzos por intentar ayudar a un animal indefenso que estaba sufriendo por la irresponsabilidad humana. 

Si bien esta tortuga logró ser liberada y pudo conservar su libertad, existen millones de animales exótico que no corren con la misma suerte.

Hasta que los seres humanos no asuman la responsabilidad que les corresponde para conservar la vida de los animales de este planeta y los ecosistemas que ellos habitan, estos casos se seguirán registrando y muchas más vidas se perderán.

Es hora de despertar y hacer cambios antes de que sea demasiado tarde.

Puede interesarte