Por Daniela Morano
8 agosto, 2019

Blakeley fue rescatado y entrenado como perro de compañía. Comparte todo el día con cachorros de distintas especies para que crezcan fuertes y preparados para unirse a los suyos.

Quien dijo que los perros no pueden llevarse bien con los gatos -o cualquier otro felino- estaba muy equivocado. Los animales no tienen los prejuicios que nosotros los humanos sí, aunque instintivamente haya muchos animales a los que no se quieran acercar. Cuando se trata de proteger a un pequeño en problemas, no dudarán en ayudarlo.

En el zoológico de Cincinnati, Estados Unidos, varios animales comparten día a día uno con los otros. Sea a través de una ventana o lado a lado, saben que están compartiendo una misma vida. Y quien tiene el mejor trabajo allí no son sus cuidadores sino que Blakeley, un perro que se encarga de cuidar a otros animales.

Great Big Story
Great Big Story

En particular bebés huérfanos.

«Nunca ha mostrado agresión o depresión. Si se molesta, un poco como  lo haría cualquier madre, sólo se va de la habitación», dijo Dawn Strasser, jefa de la guardería del zoológico, a  YouTube Great Big.

Blakeley es un pastor australiano quien a sus 5 años de edad ya lleva varios trabajando en el recinto. Fue rescatada y Strasser la entrenó para ser perro de compañía; así, conoció a estos pequeños felinos.

Great Big Story
Great Big Story

«Blakeley ha trabajado con guepardos, ocelotes, un takín, zorros de orejas de murciélago, un jabalí, canguros, para nombrar unos pocos», dijo Strasser. «Está trabajando con cuatro guepardos bebé en este momento».

Durante las 24 horas del día está atento a ellos, «si empiezan a hacer demasiado ruidos viene a buscarlos. Es como un segundo pa de ojos para nosotros».

Además les enseña a jugar y comportarse junto a su propia especie, para que una vez que deban despedirse los pequeños sepan cómo integrase a los suyos.

Puede interesarte