Por Carlos Báez
12 enero, 2021

Después de 61 años conectando con la gente, el corazón de esta orangután ––quien se ganó el título de “la mas longeva del mundo”–– dejó de latir.

Los animales son una parte fundamental de nuestro planeta, nos emociona que el reino animal llene los bosques, zoológicos, incluso en la vida cotidiana, con la adopción de animales domésticos, los cuales alegran la vida y acompañan a las personas. Pero, siempre es triste que partan de esta tierra, ya sea por salud, o por vejez. Por eso mismo son lamentables las noticias que están llegando para el reino animal esta semana. Inji, la orangután que se cree que fue la más longeva falleció el pasado 9 de enero con 61 años de edad.

Originaria de Sumatra, Indonesia, pero sus últimos sesenta años los vivió en el Zoológico de Oregón, en Estados Unidos, desde su llegada el 30 de enero de 1961, cuando era una pequeña de un año, y lugar donde se cree que era el animal más viejo. Su nivel actividad redujo a lo largo de los años y sus medicamentos que paleaban su dolor ya no hacían efecto, por eso, determinaron de practicarle la eutanasia.

YouTube: Oregon Zoo

Bob Lee, administrador de las áreas de animales del zoológico expresó en comunicado:

“Sabíamos que no podría vivir para siempre, pero esto realmente duele, y sé que muchos visitantes están sufriendo junto con nosotros”.

—Bob Lee en un comunicado según Oregon Live

Curiosa, interesada en que traían las personas en sus mochilas, y con ganas de conocer el mundo exterior, ya que se acercaba a las ventanas para poder ver mejor, así era esta gigante de color marrón.

El administrador de áreas, comentó que incluso, voluntarios, personal e invitados le llevaban juguetes y cosas con colores que brillaban para que Inji lo viera.

Oregon Zoo

Ella llegó a la nación americana por el comercio de animales salvajes que en su momento fue legal y que por suerte ya no lo es, aunque siga existiendo. Asaba Mukobi, cuidador principales de primates del zoológico se refiere a esta triste situación que vivió Inji en el pasado:

“Estamos agradecidos de haber podido darle a Inji un buen hogar, pero es desgarrador pensar en las circunstancias que la trajeron aquí”.

Asaba Mukobi en un comunicado de Oregon Live

Esperamos que esta animal de gran corazón vuele alto, ya que su legado se mantendrá vivo en el mundo, y en especial en el zoológico que la acogió, ya que en estos 61 años de vida inspiró a generaciones, por su gran conexión con las personas.

Puede interesarte