Por Diego Aspillaga
4 septiembre, 2020

Cuando Kilo quiere sacar a su hermana Gypsy del sillón para poder estar más cerca de su dueña, el animal pretende comenzar a jugar con los juguetes de ambos hasta que la perrita se entusiasma y se levanta. Apenas sale del sillón, su hermano salta y le roba su lugar.

Tal y como los seres humanos, los perros también desarrollan complicadas relaciones con sus hermanos caninos. Juegos propios, códigos de conducta e incluso rivalidades se presentan entre animales así como pasa entre las personas, y el caso de Kilo y Gypsy así lo demuestra.

Holly Suarez

Kilo y Gypsy son rescatados que viven en casa con su dueña, Holly Suarez. Allí, una de sus actividades favoritas es sentarse con Suárez cada vez que se sienta en el sofá. El lugar más cercano a ella es su favorito.

“¿Quién no querría estar con mamá?” Suárez le dijo a The Dodo.

Pero cuando Gypsy es la primera en reclamar ese lugar privilegiado, Kilo tiene que usar todo su ingenio para sacar a su hermana y reclamar el codiciado puesto para sí mismo.

Holly Suarez

Usando un poco de engaño, Kilo aleja a Gypsy del lugar con el pretexto de jugar solo para terminar engañándola.

“La primera vez que sucedió, pensé, ‘¿Qué acaba de pasar? ¿Kilo realmente engañó a Gypsy? Los perros no hacen eso, ¿verdad?” Suárez dijo. “Realmente no pensé que su plan funcionaría, pero siempre funciona”.

Esto ha estado sucediendo durante años. Pero Gypsy aún tiene que ponerse al día con las verdaderas intenciones de su hermano.

Afortunadamente, Gypsy nunca parece demasiado disgustada por haber sido engañada por Kilo, tal vez porque no se da cuenta de que lo ha sido.

“Está un poco disgustada de que Kilo en realidad no quiera jugar, pero o termino jugando con ella o ella simplemente salta de regreso al sofá como si nada hubiera pasado”, dijo Suárez.

En realidad, el sofá es lo suficientemente grande para ambos, por mucho que a Kilo le gustaría creer lo contrario.

Holly Suarez

La forma en que se desarrolla la rivalidad entre hermanos pequeños, solo para estar más cerca de mamá, es en realidad un dulce recordatorio de cuánto la quieren. Aún así, Suárez se asegura de que ambos tengan el mismo tiempo en su lugar favorito en el sofá junto a ella.

“Los amo a los dos”, dijo.

Puede interesarte