Por Daniela Morano
12 agosto, 2019

Entre los vecinos le construyeron una casita y le dan agua y comida.

Para un perro ser abandonado por un dueño que aman y respetan es devastador. No comprenden del todo porqué está ocurriendo ni qué hicieron mal, porque además en muchos casos no hicieron nada malo. Simplemente ocurre que la gente es muy mala y no tiene corazón. Mientras unos perros terminan en refugios y consiguen una nueva familia, otros esperan eternamente que su persona favorita regrese.

Bokshill es uno de esos casos.

El perrito vive hace 10 años en la entrada de un edificio en una ciudad de Japón, exactamente el mismo lugar donde su dueño lo dejó todo ese tiempo atrás. Para la gente que vive en el lugar, la imagen de Bokshill junto a la entrada ya es parte de su rutina.

SBS TV
SBS TV

Según SBS TV, una mujer que vive cerca le da de comer todos los días y le comentó al medio que «supe que el dueño se mudó a otra casa y probablemente no tenía los recursos para seguir cuidándola».

Entonces Bokshill se quedó allí, pensando que en algún momento su dueño regresaría a buscarlo, que quizás sólo era por un tiempo hasta que encontrara un lugar mejor para que los dos pudiesen vivir juntos y tranquilos.

SBS TV
SBS TV

Los vecinos le hicieron al perrito ciego una casita donde puede protegerse cuando llueve, e incluso lo llevaron a un veterinario donde le diagnosticaron con cataratas debido a su edad.

Entre los vecinos decidieron que lo mejor era dejarle vivir donde siempre pues ya está acostumbrado y tiene su rutina, y que por su edad ya no se acostumbraría del todo a un hogar. 

Aunque parece una decisión extraña, quizás sí sea lo mejor para Bokshill quien probablemente ya lleva más tiempo viviendo en la entrada de ese edificio que dentro de él. Esperemos que todo sea por su bien.

Puede interesarte