Por Daniela Morano
19 marzo, 2019

Lucy sufre de una serie de problemas de salud, todos provocados por las deplorables condiciones en las que vive.

A pesar de que muchas personas intenten defender a los zoológicos porque cuidan de algunos animales, eso no quiere decir que todo zoológico sea bueno para un animal. Es cierto que hay animales que necesitan cuidados especiales y vivir rodeados de gente que puede ayudarlos es útil, pero hay otros que por vivir allí, pasan toda su vida en un espacio pequeñísimo, lejos de su verdadera familia. Y nada justifica eso.

Para Lucy, una elefante que vive en el zoológico de Edmonton Valley en Alberta, Canadá, la vida es muy solitaria. Todos los días son iguales para ella. Se para en el suelo de cemento, detrás de una ventana mientras los visitantes caminan frente a ella observándola.

LEAP

Un neumático cuelga del techo como juguete pero no tiene piscina ni barro donde jugar como sí tendría afuera. Así ha sido durante una década.

La cofundadora de “Lucy’s Edmonton Advocates Project” le dijo a The Dodo que “sólo tiene acceso a árboles detrás de una reja con corriente eléctrica, lejos de su alcance”.

LEAP
LEAP

Lucy tiene 43 años y desde 1977 que vive en el mismo zoológico. Estuvo sola muchos años hasta que una elefante menor, llamada Samantha, llegó en 1989. Las dos compartieron el mismo espacio durante 18 años hasta que el 2007 el zoológico decidió enviar a Samantha como préstamo a un criadero, pero jamás regresó.

“Fue muy devastador pasar de tener una compañera, a estar sola otra vez. Hay muchas fotos de las dos juntas tocándose sus trompas, pero según los trabajadores no se llevaban bien y que Lucy era antisocial y prefería a los humanos“. Es cierto que los elefantes son muy sociables, por lo que no tiene sentido que los zoológicos insistan en obligarlos a vivir solos.

LEAP
LEAP

Aparte de estar sola, Lucy sufre de problemas de salud. “Tiene artritis, problemas en sus patas, obesidad, para respirar y repite los mismos movimientos constantemente debido al estrés. Los primeros dos son la principal causa por la que estos animales mueren allí adentro”.

LEAP lleva años intentando llevar a Lucy a un santuario, pero el zoológico ignora sus reclamos. En Estados Unidos dos santuarios se han ofrecido para cuidar a Lucy pero según el zoológico sus problemas respiratorios no le permiten viajar. Sin embargo el veterinario Philip Ensley asegura que eso mejoraría si estuviese viviendo en un clima cálido en vez de en Alberta.

LEAP
LEAP

Además, en el verano la obligan a caminar por el asfalto, que por lo caluroso que está quema sus patas. Y a veces los visitantes pueden ingresar a su jaula, cosa que le produce aún más estrés.

LEAP

“Ellos dicen que es vieja, por eso está así, pero la realidad es que está ‘envejeciendo’ por las condiciones en las que vive. He visto en santuarios elefantes de 89 años, y otros con casi 70, todos bien”.

Por ahora, lo único que se puede hacer es firmar esta petición para ayudar a Lucy. Esperemos que pronto puedan sacarla de ese infierno.

Puede interesarte