Por Romina Bevilacqua
27 febrero, 2015

Tu coche te está matando lentamente. La buena noticia es que puedes hacer algo para reducir este daño. 

Cuando te detienes en el tráfico o en los semáforos, no sólo estás perdiendo tiempo, quizá también estás restando años a tu vida. Un nuevo estudio publicado en Atmospheric Environment informó que cuando los conductores se detienen en las luces en rojo, están expuestos a altos niveles de partículas contaminantes microscópicas en una concentración 29 veces mayor que cuando el vehículo está en movimiento. Estas exposiciones son aún más altas cuando los automóviles se encuentran rodeados de otros vehículos o en intersecciones rodeadas por edificios altos. ¿El problema? Estas partículas pueden causar enfermedades respiratorias y coronarias.

“A pesar de que sólo el 2% del viaje de un conductor implica pasar por intersecciones con detenimientos por semáforos, este corto tiempo contribuye a alrededor de un 25% de la exposición total a esas dañinas partículas”, indicaron los investigadores.  para llegar a estas conclusiones, los científicos equiparon un auto con sensores y realizaron mediciones de contaminación dentro y fuera del vehículo en diferentes circunstancias y condiciones.

shutterstock_53753590

El estudio fue realizado en el Reino Unido, pero sus descubrimientos son aplicables a otros países, según el coautor Prashant Kumar de la Universidad de Surrey. “Las posibles implicancias son las mismas para todos”, dijo Kumar. “Estándares estrictos de emisión y tipos de combustible más puros ayudan a reducir las emisiones, pero las intersecciones del tráfico siguen siendo puntos críticos de contaminación”.

Los conductores atascados en el tráfico en las horas punta también inhalan niveles más altos de material particulado, y las emisiones fuera de los autos detenidos son mucho mayores que aquellas en el interior, generando más riesgos para los ciclistas y peatones ubicados en las intersecciones, según indica el informe.

¿Cómo entra la contaminación al interior de tu vehículo?

moscow-traffic-jam-15[2]-1

“Cuando cerramos las ventanas y apagamos la ventilación, nos dio como resultado una exposición más baja a material particulado”, afirmó Kumar. “Cuando las ventanas estaban cerradas pero la ventilación encendida, la exposición alcanzó su nivel más alto. Encender la ventilación implica que se succione el aire sucio del exterior hacia adentro, y una vez adentro toma algún tiempo que este se diluya o escape”.

Robert Sinclair, vocero de la Asociación de Automóviles de Estados Unidos, señaló que casi todos los autos actuales poseen filtros de cabina “que supuestamente reducen significativamente cualquier contaminante aéreo peligroso, especialmente los alérgenos. Sin embargo, es de vital importancia que los filtros se cambien de acuerdo a la indicación del fabricante del vehículo”.

En definitiva, para disminuir la contaminación del interior, los conductores debieran utilizar la opción de recirculación de aire en el sistema de climatización durante el viaje urbano. Los motores encendidos mientras el coche está detenido no sólo son peligrosos sino que también derrochadores. Un estudio llevado a cabo en 2008 descubrió que los automóviles detenidos consumen 3.780.000 metros cúbicos adicionales al año en Estados Unidos.

152

“Un conductor habitual de una ciudad promedio en Estados Unidos pierde alrededor de 52 horas al año atascado en una congestión vehicular, emitiendo suficiente CO2 al aire como para llenar el Superdomo de Louisiana –una superestructura de 210 m de diámetro– cuatro veces”, indicó Sinclair. Afortunadamente, hay maneras de reducir la exposición a estos peligrosos contaminantes: “Mantener las ventanas cerradas, la ventilación apagada y tratar de mantener cierta distancia entre un vehículo y el otro sí es posible, y ayuda”, dijo Kumar. “Los peatones debieran quizás considerar cambiar su ruta”.

Sinclair indicó que la Asociación de Automóviles de Estados Unidos respalda el uso de luces de detención sincronizadas y el uso de pasos sobre nivel para permitir un mejor flujo del tráfico. Además añadió que se deberían construir bypasses en áreas urbanas congestionadas, expandir las calles y la capacidad de las autopistas y construir vías exclusivas para automóviles y para camiones.

Otras soluciones incluyen el transporte público, automóviles eléctricos e híbridos, y dispositivos de encendido y apagado que apagan los motores cuando los vehículos están detenidos. Esta tecnología puede mejorar la eficiencia del combustible en un 15% en el tráfico intermitente, de acuerdo con The Detroit News.

Visto en: Take Part

Puede interesarte