Por Leonardo Granadillo
25 marzo, 2019

A pesar de las declaraciones de su ‘amo’, parece evidente que se trataba de un contrabando.

Una mascota es un ser muy preciado, ocupa un lugar demasiado importante en nuestras vidas no podemos apartarlo a un lado, hacerle daño o trasladarlo a sabiendas que está sufriendo.

La trata de animales, el comercio de exóticas especies es uno de los principales medios de ingresos de quienes se dedican a la compra-venta dentro del mercado negro, por lo que cuando nos enteramos que transportan a un animal sin ninguna comodidad, sabemos que no es porque lo consideren un ‘amigo fiel’.

Antara Foto Nyoman Hendra

Un turista ruso que intentaba salir de Bali (Indonesia) fue detenido al descubrirse que llevaba un orangután drogado en su maleta. Andrei Zhestkov fue frenado en el aeropuerto de Denpasar por los oficiales locales que vieron como planeaban trasladar al animal macho.

«Creemos que el orangután fue alimentado con pastillas para la alergia que lo hicieron dormir. Encontramos las píldoras dentro de la maleta»

Dijeron las autoridades a la agencia Bali I Ketut Catur Marbawa 

AP

El ruso que también trasladaba dos geckos y cinco lagartos, declaró que había sido un regalo de un amigo, que compró al primate por unos $3000 dólares americanos en un mercado callejero.

Zhestkov podría afrontar 5 años en prisión y $7000 dólares americanos en multas por contrabando. La especie Pongo tapanuliensis se encuentra en peligro de extinción según la Unión internacional para la Conservación de la Naturaleza, ya que sólo quedan 100.000 en todo el mundo.

Andrew Walmsley

Generalmente estos animales no son muy bien tratados o bien considerados, suelen ser víctimas de ataques fatales por parte de agricultores y cazadores, ahora también los amenazan los turistas, ojalá no se conviertan en otra especie que se extinga por culpa del ser humano.

Puede interesarte