Por Monserrat Fuentes
5 noviembre, 2018

Melissa encontró a Smeagol completamente desahuciado, pero ella no se rindió y le dio una nueva oportunidad.

Cuando una mujer llamada Melissa vio al pequeño Smeagol solo, desnutrido y con heridas al lado de la carretera no pudo simplemente ignorar la situación y, sin pensarlo dos veces, detuvo su vehículo y recogió al pequeño gatito que rogaba por ayuda para darle los cuidados que necesitaba.

De inmediato lo llevó a un veterinario local para que le examinaran su destrozada mandíbula y allí le dieron una desgarradora noticia, le dijeron que el pequeño no iba a sobrevivir y que lo mejor era dormirlo para siempre, relata a Meow Post.

SlideShow ForFun
SlideShow ForFun

Tenía todo infectado y estaba muy débil, pero Melissa se negó a aceptar ese trágico destino y optó por darle una segunda oportunidad de vida, dándole un hogar, una familia y humanos amorosos.

Con mucho amor, preocupación y cuidados, ella junto a su familia lograron que Smeagol poco a poco fuera ganando fuerza, energía y salud.

SlideShow ForFun
SlideShow ForFun

Con el pasar de los meses, la mandíbula del gato se curó por completo y no necesitó de cirugía, ahora es un felino regordete, feliz y que comparte su vida con las otras cinco mascotas de la casa.

Pasó de no tener a nadie a tenerlo todo de la noche a la mañana gracias a una mujer de corazón noble.

SlideShow ForFun
SlideShow ForFun
SlideShow ForFun

¡Qué gran cambio!

Puede interesarte