Por Valentina Miranda
16 septiembre, 2021

Jontu es un rinoceronte que comparte su corral del Zoológico y Acuario Henry Doorly de Omaha con unos ciervos del padre David, quienes se acabaron toda la hierba que tenían para compartir. En cuanto Jontu vio la puerta abierta de su lugar, salió tranquilamente en búsqueda de comida. Con un operativo lo regresaron a salvo.

En el Zoológico y Acuario Henry Doorly de Omaha (Estados Unidos) un rinoceronte indio llamado Jontu logró salir de su corral sin ser visto por nadie para conseguir algo de hierba, ya que tenía hambre y su puerta no estaba bien cerrada. El animalito tiene 13 años y pesa cerca de dos mil kilos.

Los trabajadores del lugar, y algunos visitantes, vieron a Jontu detrás de su granero comiendo tranquilamente su comida.“Donde estaba hay una tonelada de césped. Y él era como una cortadora de césped gigante. Solo estaba agarrando un bocado de pasto. Se movía un poco y tomaba otro bocado”, dijo Dan Cassidy, vicepresidente de administración de animales del zoológico a NPR.

Nati Harnik / AP

Los compañeros de corral de Jontu, unos ciervos del padre David, se habían comido toda la hierba que tenían para compartir, y por eso él salió a buscar para él. “El césped siempre es más verde en el otro lado. Ciertamente lo fue para él”, dijo Cassidy a NPR.

Cuando los trabajadores se dieron cuenta de la huída del rinoceronte, llamaron con la alerta de código rojo al tratarse de un animal peligroso, aunque él solo se concentró en comer y disfrutar su alimento en paz. Según NPR, no se dirigió a un área pública donde sí sería un riesgo, pero de todas formas siguieron el protocolo y las personas que estaban cerca de su lugar fueron enviadas a otros lugares más distantes del zoológico.

Captura de pantalla: WOWT 6 News

Para hacerlo regresar a su lugar, tuvieron que recurrir a camionetas. “Hay muchas cosas que considerar, por lo que nuestra primera opción siempre es más segura para tratar de regresar. Con algunos de nuestros otros animales, ya sabes, puedes usar personas para rodearlos y reducir la brecha para llevarlos a donde quieres que vayan. Pero en este caso, tuvimos que usar camionetas”, dijo Cassidy a NPR.

Como detalla NPR, los veterinarios, cuidadores y personal de mantenimiento se reunieron en el sitio. Los vehículos rodearon al rinoceronte y así trataron de atraerlo de regreso a su corral, mostrándole frutas y comida. Apenas entró, cerraron su puerta. Cassidy considera los simulacros que se han hecho en el zoológico como una ayuda que sirvió para realizar esto exitosamente. “A veces uno cuestiona el valor de ellos, pero como ayer, todos sabían qué hacer e hicieron exactamente lo que se suponía que debían hacer. Y terminó realmente bien. El animal estaba a salvo. El público estaba a salvo. Y él no destruyó cualquier vehículo, así que eso fue una ventaja”, dijo a NPR.

Captura de pantalla: WOWT 6 News

Gracias al procedimiento que se hizo correctamente está a salvo, hay que prevenir que ocurra de nuevo.

Puede interesarte