Por Sole Ramírez
22 septiembre, 2016

Sólo quieren enseñarte algo. Porque claro, son superiores a los humanos… ¿no?

Los gatos no nacieron realmente para convertirse en las tiernas mascotas que hemos decidido tener. Ellos en realidad se han desarrollado y han evolucionado para ser depredadores. Sus dientes afilados, sus garras y sus patas son perfectas para salir a cazar, y estos animales comienzan a desarrollar ese instinto desde que nacen, es decir, desde que su madre sale a cazar para traer alimentos para ellos.

1
Pexels

En un principio la madre trae animales muertos para alimentar a sus crías, pero a medida que estas crecen la tarea comienza a complicarse para ellos. Poco a poco deben aprender a cazar su propio alimento.

2
Pexels

Para tu mascota, cazar algo y llevarlo a la casa puede ser considerado un gesto de respeto y cariño, similar a lo que hacía su madre y sus antepasados.

Además, por muy domesticado que tu gato esté, es inevitable que sienta ese instinto específico.

3
Pexels

De hecho la teoría de que las hembras traen más de estos “regalos” a la casa puede significar que ella quiera enseñarte las técnicas necesarias para cazar, y busque ayudarte a desarrollarlas.

5
Pexels

Ahora sabes que lo hace porque te quiere.

Puede interesarte