Por Constanza Suárez
13 febrero, 2019

Su pelaje es el resultado del melanismo, lo opuesto al albinismo, que produce un exceso de pigmentación oscura.

Probablemente conoces esa sensación de satisfacción y felicidad cuando logras una gran fotografía, que no puedes esperar a compartir con tus amigos en redes sociales. Ahora imagina lo que tuvo que haber sentido Will Burrard-Lucas, cuando capturó a un leopardo negro de 35 años. Hace casi un siglo que no se veía uno.

En la imagen del fotógrafo británico se ve al animal merodeando por el campo Laikipia Wilderness en las llanuras de Kenia, África, bajo la luna llena. Se pueden ver sus grandes ojos buscando ansiosamente una presa.

Will Burrard-Lucas

Esta especie es tan rara, que a través de los años ha adquirido un estatus de ser casi mítico. Desde niño el fotógrafo soñaba con alguna vez capturarlo.

El leopardo, que también se conoce como pantera negra, deriva su abrigo oscuro del melanismo, lo opuesto al albinismo. Mientras que el albinismo causa blancura debido a la falta de pigmentación, la variación genética del melanismo produce un exceso de pigmentación oscura.

Sin embargo, esto no significa que sea totalmente negro, ya que las fotos de Burrard-Lucas revelan marcas típicas escondidas dentro de su pelaje.  

Will Burrard-Lucas

Después de saber que varios de estos animales habían sido vistos en el área de Laikipia, la única área que se creía que tenía leopardos negros en toda África, decidió investigar más y organizar una expedición en enero.

Con la colaboración de biólogos del zoológico de San Diego, Burrard-Lucas se ocupó de instalar cámaras con trampas en un área bien protegida donde se rumoreaba que el leopardo negro frecuentaba.

Utilizó equipos especializados que incluían sensores de movimiento inalámbricos, cámaras DSLR de alta calidad y de dos a tres flashes.

Will Burrard-Lucas

El británico dijo al portal Daily Mail que no podía creer cuando un día regresó a una de las trampas y vio a un leopardo negro mirando fijamente a la cámara.

En su blog, el fotógrafo escribió sobre su experiencia: “Miré la fotografía sin comprender. No podía creerlo y pasaron algunos días antes de que se hundiera hasta que logré mi sueño”.

Puede interesarte