Por Mariana Meza
7 abril, 2021

El hombre se cayó y quedó herido en medio del parque estatal Milo McIver State Park de Oregon, EE.UU. Fue en ese momento cuando Hickory, una mula macho de seis años, salió en busca de ayuda hasta que se topó con dos personas que luego guió hasta donde estaba su dueño.

Una increíble historia de una mula que se transformó en un héroe ocurrió en Estados Unidos. Aunque parezca increíble, fue capaz de guiar a unas personas hasta el lugar donde estaba su dueño, quien se había caído y estaba herido. Luego de eso, desapareció en el bosque y fue encontrada al día siguiente. Su nombre es Hickory.

El pasado 28 de marzo un hombre de 60 años que paseaba en su mula por el parque estatal Milo McIver State Park de Oregon, Estados Unidos, cayó de su mula y quedó herido. Estaba solo, solo tenía la compañía de Hickory, su animal.

Un sargento de la Oficina del Sheriff del condado de Clackamas dijo al diario local The Oregonian/OregonLive que la mula comenzó a caminar sola por el lugar hasta que se topó con dos personas caminando. Como por arte de magia, los comenzó a guiar hasta donde estaba su dueño, de quien no se conoce el nombre.

Doug Calvert y su esposa eran esas personas con las que Hickory se encontró en el sendero que comenzó a recorrer por instinto. Lo primero que pensaron fue que el animal era un caballo, pero después de verlo más de cerca se percataron de que era un mulo (macho).

Hickory se paró frente a ellos y los miraba fijamente. Fue como si les estuviera hablando con la mirada. La pareja lo comenzó a seguir. “Seguía deteniéndose y mirando hacia atrás para asegurarse de que lo estábamos siguiendo”, dijo Calvert al medio local. “Así que empezamos a ir más rápido y se aceleró. Finalmente llegamos a la vista del caballero que había caído”, agregó.

Toni Palmateer

Según el relato de Calvert, cuando encontraron al hombre, Hickory se acercó a los arbustos y se quedó mirando. La pareja, por su parte, llamó a la oficina del guardaparques para pedir ayuda, pero después no recibir respuestas, se comunicaron con el 911.

Segundos después, en un abrir y cerrar de ojos, la mula había desaparecido. Afortunadamente, al día siguiente fue encontrada por una mujer llamada Toni Palmateer y su hija Winter, quienes se enteraron de lo que había sucedido a través de las redes sociales.

Toni Palmateer

Ambas tomaron un par de caballos y partieron en la búsqueda de Hickory, hasta que dieron con él. Se había enredado con las riendas que tenía. “En el momento en que llegamos allí y desenredamos las riendas, bajó la cabeza y nos siguió de una manera muy relajada. Fue muy gentil”, dijo Palmateer a The Oregonian/OregonLive.

Luego se la entregaron a Sandy Leicht, vecina y amiga del hombre que había caído, quien confesó que la mula tenía 6 años y que solo había estado con el herido un par de meses.

Puede interesarte