Por Daniela Morano
13 septiembre, 2018

El refugio estaba promocionando a sus mascotas como un local de comida rápida y técnicamente, su mamá había aceptado. No pudo hacer más que amar al pequeño Bentley, quien por fin consiguió una familia.

Por mucho que una persona ame los animales, eso no lo hace menos difícil convencerlos o convencerse a uno mismo de que puede adoptar uno. Los gatos requieren menos atención pero son un gasto, al igual que los perros, quienes sí que requieren de mucho cuidado Sacarlos a pasear, darles de comer, acariciarlos y jugar con ellos es una tarea que sólo persona con tiempo y energía puede llevar a cabo.

Y cuando se trata de convencer a nuestros padres pues eso es aún más difícil. Ya como hijos se es, de cierta manera, una carga para ellos. Al igual que a un perro, deben darnos de comer. Al menos durante unos años. Entonces el plan de adoptar un perro es casi como pedir que adopten otro hijo, excepto que mucho más bonito y simpático.

Twitter_kelseygracee

Kelsey Johnstone vive en Texas, Estados Unidos con su familia y su perro Oliver, pero hace poco tuvo la idea de que Oliver y ella serían felices con otro compañero canino. Sin embargo convencer a su mamá sería una tarea casi imposible.

Justo un día vio este aviso en un refugio:

Twitter_kelseygracee

“Mascotas de 152 centímetros. Adopta cualquier perro de 30 centímetros o más por sólo $5 dólares”.

El refugio Dallas Animal Services and Adoption Center tenía este aviso para motivar a la gente a adoptar una mascota. Lo promocionaron como si los pequeños fuesen un sándwich, para hacer las cosas más divertidas.

No tenían idea de que eso sería ideal para Kelsey, quien apenas vio el aviso, le escribió a su mamá:

Twitter_kelseygracee

“¿Puedo comprar uno de 30 centímetros por $5 dólares?

Sí, no me importa. ¿Por qué me preguntas?

Sólo asegurándome que no hubiese problema. ¡Gracias!”.

Técnicamente, su mamá había aceptado tener otro perro.

Twitter_kelseygracee

“No quería que lo hiciera pero sabía que cuando lo viera lo amaría”, dijo a The Dodo. “Estaba en shock cuando vio a Bentley, pero pensó que es adorable y lo ama”.

Y como verán, Bentley es mejor que un sándwich y ahora tiene un hogar para siempre, junto a una familia que lo ama.

Puede interesarte