Por Valentina Miranda
16 septiembre, 2021

Shane Smith escuchó que alguien había encontrado raros objetos dentro de un caimán, se tentó por la curiosidad y encontró piezas históricas. “Mi primer instinto fue: ‘No puede ser. No hay manera de que esto sea posible'”, dijo a CNN.

Encontrarse con algún artefacto arqueológico o prehistórico debe ser de las cosas más interesantes que pueden pasar, sobre todo si son de una forma casual. Existen ocasiones en que se pillan en los lugares más inimaginables posibles, ya dentro de lo que se define como insólito.

Shane Smith, propietario de una tienda de deportes llamada Red Antler Processing en Mississippi (Estados Unidos), nunca se imaginó que viviría esto al encontrar unos raros objetos dentro de un caimán. El hombre examinó el estómago del reptil después de oír que alguien encontró artículos inusuales en una de estas especies en Carolina del Sur, según FOX News.

El hombre pensó que las piezas, una punta de proyectil de una herramienta de caza y algo similar a un señuelo de pesca según CNN, eran dignas de publicar en Facebook, aunque al inicio no estaba del todo convencido. “Al principio, pensé ‘No voy a publicar esto en Facebook’, porque nadie lo creerá”, dijo al Mississippi Clarion Ledger.

Facebook: Red Antler Processing

Si no lo hubiera publicado en la red social, quizás nunca se habría enterado de la verdad detrás de esos elementos. El geólogo James Starnes vio las fotos y le comentó a Smith sobre lo que podía ser. De acuerdo a CNN, Uno es una plomada, con forma de lágrima de uso desconocido y el otro una “punta de dardo atlatl”. El especialista es el director de geología y cartografía de superficie del Departamento de Calidad Medioambiental de Mississippi.

“Los habitantes nativos de América del Norte, especialmente de Mississippi, se remontan probablemente a más de 12.000 años. Esta tecnología era la que habrían traído con ellos”, dijo Starnes en CNN. “Estas cosas se hacían antes de la llegada de los arcos y las flechas a Norteamérica”, explicó al mismo medio.

“Mi primer instinto fue: ‘No puede ser. No hay manera de que esto sea posible'”, dijo Smith a CNN. “Naturalmente piensas ‘Oh, Dios mío, este caimán, o se comió a un indio o se comió un animal al que el indio disparó’. Pero, ya sabes, obviamente el caimán no tiene miles de años”, detalló Smith de acuerdo a CNN.

 

Shane Smith / Red Antler Procesing

Starnes trató de encontrar una explicación a cómo un objeto tan antiguo sobrevivió al tiempo y cómo pudo ser encontrado. “Dado que esta zona estuvo tan poblada durante un periodo tan largo, los artefactos aparecen en lugares muy inusuales. Pueden erosionarse de la superficie, o pueden quedar expuestos debido a cosas como eventos de lluvia, proyectos de construcción”, dijo a CNN.

El geólogo cree que es muy probable que las piezas en cuestión se encontraban cerca del hábitat del caimán, y que por instinto terminaría dentro de su estómago porque estos animales aceptan todo tipo de “comida”. “Se puede imaginar que uno de estos sitios que tiene esta cantidad de material de piedra está erosionando fuera de la orilla, bastante fácil de recoger para un caimán, especialmente en busca de ella, ya sabes, solo algo para ingerir. Los caimanes comerán prácticamente cualquier cosa”, dijo al mismo medio.

Shane Smith / Red Antler Procesing

Quizás qué otras cosas interesantes deben haber por ahí sin saberlo.

Puede interesarte