Por Daniela Morano
31 mayo, 2019

En general, la gente no quiere perros ya mayores pues no están dispuestos a cuidarlos ni gastar dinero en ellos.

Todo animal merece una vida digna, el mundo entero, comida infinita y amor. Lamentablemente no todos tienen la suerte de tener personas que los cuiden, sobre todo los perros callejeros, quienes viven todo el tiempo luchando por algo de comida y un lugar seguro donde dormir. Especialmente cuando envejecen, sus vidas son cada vez más difíciles, igual que para un ser humano.

La vejez significa más gastos médicos como medicamentos y visitas a la veterinaria, y no todos están dispuestos a pagar ese alto precio. Excepto por este hombre.

Sheps Place

Rusell Clothie creó un lugar llamado Sheps Place, un santuario ubicado en Missouri, Estados Unidos, que se dedica exclusivamente al cuidado de perros mayores que o no han sido adoptados o fueron abandonados en sus años dorados.

Sheps Place
Sheps Place

Clothier había adoptado a una beagle-basset hound de 10 años, momento en que se dio cuenta del intenso trabajo que significaba cuidar a un animal de esta edad.

En ella pudo ver la necesidad de un lugar y sistema que se hiciera cargo de perros en su misma situación, así que con ayuda de voluntarios creó este bello proyecto que ya ha cambiado la vida de muchos perritos.

Sheps Place
Sheps Place

El santuario posee duchas especiales, un enorme jardín donde pueden correr y jugar, y jaulas amplias para descansar todo lo que quieran. Después de todo, lo merecen.

Sheps Place
Sheps Place

Pero, ¿cómo funciona? Pues Clothier ayuda a los refugios del estado. Cuando sabe que alguno de los residentes ya es mayor y aún no ha sido adoptado, él lo recoge y lleva al santuario para cuidarlo ahí en vez de que termine siendo sacrificado.

 

Puede interesarte