Luego de que el puma quedara atrapado en una trampa de un productor ganadero y perdiera una de sus patas, el hombre deberá pagarle una “cuota alimentaria” de por vida. Este es el primer caso de violencia contra un animal silvestre que recibe castigo en Argentina.

La vida de todo animal debe ser defendida por igual, desde una mascota casera, hasta aquellos animales que viven en la libertad del bosque o la selva. Si bien siempre nos enfocamos en quizás un perro o un gato maltratado, hoy se ha hecho justicia para un puma en Argentina. 

Tras casi un año de resoluciones judiciales, hoy el culpable de que una puma perdiera una de sus extremidades y jamás pueda volver a su hábitat natural, será condenado a mantenerla de por vida según determinó el gobierno argentino. 

Twitter @ParquesOficiales

El 16 de mayo de 2020, personal de Parque Nacional Lihué Calel, en La Pampa, detectó un puma atrapado en una trampa leonera y en muy mal estado. Se trataba de una ejemplar hembra y joven, que resultó atrapada en una peligrosa trampa puesta por este hombre para proteger su ganado.

A pesar de que el animal luchó por escaparse, sus intentos le provocaron aún más daños en su pata delante, por lo que una vez que fue rescatada, se sometió a una importante intervención quirúrgica. En ella, decidieron que debían apuntarle una de sus extremidades. 

PN Lihué Calel

La puma Unelén —así la llaman desde el rescate, y significa “la primera de su tipo”, en lengua mapuche— fue llevada al Parque Nacional mientras se buscaba un lugar más apto para su recuperación y donde pueda vivir por el resto de su vida, ya que la pérdida de uno de sus miembros impide su reinserción al medio natural.

Lihué Calel

El castigo de por vida

De acuerdo con medios locales, el culpable de este hecho es Sergio Neubauer, el dueño del campo en La Pampa y quien había instalado las trampas ilegales que hirieron gravemente a Unelén.

Por eso, el hombre deberá pagar una mensualidad de 4 mil pesos argentinos (42 dólares aproximadamente) para cubrir los gastos y el cuidado del mamífero mientras este viva, lo que podría durar de 15 a 20 años. Además, la cuota se ajustará cada seis meses.

Lihué Calel

En esa misma línea, se inició una demanda civil contra el hombre que podría obligarlo a pagar una multa de 300 mil pesos argentinos (más de 3 mil dólares) para cubrir los procedimientos quirúrgicos, de rescate y recuperación de la puma.

Este es el primer caso de violencia contra un animal silvestre que recibe un importante castigo en Argentina. 

Se hizo justicia.

Puede interesarte