Por Antonio Rosselot
7 septiembre, 2021

Como era de esperarse, esta “hazaña” fue tremendamente criticada en las redes, sobre todo por haber arruinado un momento único. “Qué lástima que no era un tiburón blanco”, comentaron algunos cibernautas.

Hoy, en “Estupideces cometidas por el ser humano”, les traemos la historia de un hombre que, por querer robar un poco de atención, terminó violentando a un animal cuya especie —como si fuese poco— es conocida por su agresividad.

Esto sucedió en la bahía de Cohasset (Massachusetts, EE.UU), donde un grupo de amigos compartía una jornada en un bote. En un minuto irrumpió en escena un tiburón peregrino —segundo en la escala de tamaños de su especie— nadando bajo el bote y, como era de esperarse, todos comenzaron a mirarlo y a filmar.

IG: @wtwmass

Fue en ese momento cuando uno de los jóvenes irrumpe de la nada en la pantalla y se lanza al agua, justo donde estaba nadando el animal. El tiburón se espantó y salió nadando exaltado, mientras el clavadista levantaba los brazos en señal de victoria. “Oh Dios, ¡eso fue increíble!”, comentó uno de los testigos.

La escena fue compartida en las redes sociales y los cibernautas condenaron totalmente la acción, evidenciando el abuso hacia el tiburón y también criticando al culpable por arruinar el momento.

IG: @wtwmass

“No tenían idea de lo que estaban viendo. Para la mayoría de la gente sería una experiencia única”, comentó uno de los usuarios, mientras que otro detalló: “Trata de hacer eso con un oso o un tiburón blanco a la próxima. El darwinismo en su máxima expresión”.

Y cómo negarles la razón: si hablamos de cosas innecesarias y dañinas, ésta podría ser una de las que está más arriba en el listado.

¡Ojalá hayan sanciones claras y ejemplares!

Puede interesarte