Por Antonio Rosselot
21 septiembre, 2021

Nelson Cardoso (Brasil) se topó con este animal a un costado del camino y, tal como le enseñaron desde pequeño en su familia, paró para prestarle ayuda. El armadillo agradeció el agua y, a cambio, dejó que Nelson le diera un par de caricias y mimos antes de seguir su camino.

El pasado 16 de septiembre, un operador de retroexcavadoras brasileño llamado Nelson Cardoso estaba volviendo a casa en su moto cuando, de repente, vio a una pequeña figura animal a un lado del camino que lo llevaba a la ciudad de Nazário, en el estado de Goiás.

Resulta que esta criatura era un tatu, palabra local para denominar a los armadillos. El pequeño se veía realmente agotado y sediento, ya que el día estaba muy caluroso y el sol pegaba directo casi sin posibilidad de escapar. Nelson decidió parar para echarle una mano.

TikTok: @nelsoncardoso89 vía Razoes para Acreditar

“Ahí estaba, en ese descampado caliente. A mí todavía me quedaba agua en la botella y pensé que este animalito tenía sed. Dicho y hecho: apenas tiré el agua al piso, se volvió loco”.

—Nelson Cardoso a Só Noticia Boa

En el video que compartió en las redes sociales, Nelson le da agua directamente al armadillo, que lo agradece dando largos y desesperados tragos para refrescarse después de tantas horas al sol. De hecho, la región está totalmente seca ya que no llueve hace varios meses.

TikTok: @nelsoncardoso89 vía Razoes para Acreditar

Gracias a su buena acción, Nelson se ganó la confianza del animal y le pudo acariciar el lomo, cosa que es difícil conseguir. Y es que claro, él tiene una historia de vida cuidando a los animales: dice que es un “arte” heredado de su abuelo, que tenía una granja en la localidad de Santa Bárbara de Goiás.

“Crecimos en una granja con mi abuelo y él siempre nos mostró cómo tratar a las criaturas. Aquí en la finca, el ganado, los perros y los gatos tienen más prioridad que nosotros (…) un ser humano puede tener sed y pasar hambre es doloroso, difícil. Pero el ser humano puede preguntar, usar su inteligencia; ahora, la criatura no tiene cómo expresar que está sufriendo”.

—Nelson Cardoso a Só Noticia Boa

Su acción fue compartida en varias redes sociales y sitios web, siendo felicitado y celebrado por la cibercomunidad por su generosidad y su preocupación genuina por el animal.

Para él, ¡fue una misión cumplida!

Puede interesarte