Por Daniela Morano
7 enero, 2019

Luiz jamás ha aceptado ayuda del gobierno ni de su familia. Lo único que quería era volver con sus perros.

Los perros demuestran ser el compañero más leal del ser humano una y otra vez. No les importa su estatus económico o su apariencia física, sólo recibir amor (y comida) por parte de sus amos, y con eso viven felices. Siempre que alguien se les acerque estarán dispuestos a protegerlos, aunque eso signifique sacrificar sus vidas. 

Amigos de Patas

Cuando Luiz, un hombre que vive en la calle en Cianorte, Brasil, sufrió de un ataque al corazón, fue llevado a urgencias al hospital Santa Casa donde estuvo internado durante 24 horas. 

Si bien el hombre no tiene pertenencias a su nombre, sí tiene un fiel grupo de amigos que lo seguirán a donde sea. Estos son 6 perros, también callejeros, que han vivido gran parte de su vida junto a Luiz.

El grupo llegó al hospital corriendo detrás de la ambulancia y se quedaron esperando al hombre entre ladridos y aullidos, preguntándose qué ocurría, por qué su dueño no estaba junto a ellos esa noche.

Si bien Luiz fue dado de alta y salió del hospital con su hermano, los perros no supieron hasta que éste regresó al día siguiente a buscarlos. 

Simone Zilane, voluntaria del grupo de rescate animal, Amigo de Patas, grabó el momento en que los 6 perros hicieron guardia en el hospital mientras esperaban. “Estaban desesperados. Perseguían a la ambulancia, corrían por la calle y llegaron justo cuando Luiz iba entrando al hospital. Se volvieron locos y aullaban sin parar. Después de un rato se echaron en el suelo rehusándose a irse”.

Según la organización no gubernamental, Luiz fue diagnosticado con problemas psiquiátricos pero hace año que se niega a ser tratado o ayudado por organizaciones benéficas o su propia familia. Prefiere vivir en la calle con sus perros.

Amigos de Patas
Amigos de Patas

“Le arrendamos una casa muy simple hace un tiempo con un jardín grande para sus perros pero no la aceptó y se rehusó a entrar en ella. Dijo que su casa es la calle”, comentó Zilane.

Amigos de Patas

“En ese entonces los perros fueron llevados a una perrera pero se escaparon saltando una pared y fueron a buscarlo. Donde sea que esté les garantizo que los perros no andarán mucho más lejos”.

A pesar de vivir en la calle, todos los perros han sido castrados, vacunados y poseen sus respectivos chips para ser reconocidos, y Luiz ha vuelto a la calle.

Puede interesarte