Por Camila Cáceres
12 abril, 2018

El Capitán América no aprueba de esto.

En la tarde del lunes 3 de abril, el actuañ Presidente en una distopia de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó una ley que volvía a legalizar la casa de depredadores en los refugios de vida salvaje en Alaska sin restricción alguna, cosa que el ex Presidente Obama rechazaba enfáticamente. Esto expone a la caza indiscriminada no sólo a lobos y osos, sino a sus crías indefensas.

Los animales ni siquiera estarían a salvo durante su periodo de invernación.

“Tras puertas cerradas, hoy Trump firmó una ley que permite la venta de tu historial de Internet y que los cazadores maten a madres osos invernando con sus crías”.

El Centro por la Diversidad Biológica, una organización sin fines de lucro que trabaja para proteger especies en peligro, ha condenado fuertemente esta decisión.

“Esta ley, aprobada por el congreso y firmada por trump, permite que lobos y sus cachorros sean asesinados en sus guaridas y que los osos mueran en los puntos de carnada…

Las actividades de control de depredadores en Alaska existen únicamente para inflar artificialmente las poblaciones de presas, como los alces, para la cacería animal”.

Una abogada del centro fue aún más dura:

“Los refugios de vida salvaje deben ser un santuario para la diversidad biológica, no un lugar donde cachorros puedan ser asesinados en sus hogares. Una vez más, esta administración está ignorando a la ciencia y escuchando a sus propios intereses”.

-Emily Jeffers-

Lamentablemente, son intereses que comparte el representante de Alaska en el congreso, Don Young, quien reaccionó positivamente ante la aprobación de esta ley.

“El senado de Trump votó 52-47 a matar osos mientras invernan. ¡Psicópatas!”

[“¡Trump acaba de aprobar una ley que permite matarnos mientras dormimos!”

“¿En qué planeta hace eso a America grande otra vez?”]

“Trump sentado en su silla esta mañana: Vale, no sé qué hacer hoy. ¿Legalizar crímenes contra los osos y los lobos? Sí, eso suena bien”

“Acabo de leer que Trump revertió la prohibición de cazar a osos invernando. Primero que nada, la gente no come oso. Segundo, ESO NO ES CAZAR”.

Incluso algunas celebridades están indignadas:

“¿Puede alguien explicarme la lógica tras esto? No estoy siendo sarcástico. Genuinamente no lo entiendo”.

¡Indignante!

Puede interesarte