Por Luis Aranguren
14 diciembre, 2020

Además del dinero, deberá ir a tratarse con un psicólogo por 6 meses. Lamentablemente ninguna de las penas le devolverá la vida a este pobre perro.

Hay cosas en este mundo que tiene valor y no precio, una de ellas es la vida pues al perderla ni con todas las riquezas del mundo se recupera. Hay que dejar claro que hablamos de la vida en general, sin importar la especie, mientras sea un ser vivo merece ser respetado.

Es así como llegamos a la historia de “Chuchito”, un inocente perro mestizo que fue víctima de una persona desalmada.

Facebook / Huellitas con Causa IAP

Un hombre identificado como Juan Carlos “V” fue el responsable de hacerle daño a este pobre perro mestizo. Todo se descubrió gracias a la denuncia del organismo Huellitas con Causa IAP, en la que una de sus miembros Brenda González León dio a conocer este acto de crueldad.

Y es que cuando los veterinarios revisaron a Chuchito, encontraron daños graves en su recto que a la vez le dañaron su cuerpo desde adentro y le provocaron hemorragias.

Tras muchos intentos no hubo otra opción que ponerlo a dormir, todo producto de las vejaciones producidas por este señor lleno de maldad. Como si eso no fuese suficiente, el juez que llevaba el caso estableció que no se consideraba un delito grave, por lo que le pagaría un dinero a su dueño e iría al psicólogo durante 6 meses.

Tan solo 5 mil 700 pesos mexicanos es lo que tendrá que pagar Juan Carlos “V” al dueño de Chuchito, el equivalente a 285 dólares aproximadamente según El Universal.

Facebook / Huellitas con Causa IAP

Si bien le prohibieron tener mascotas por lo que le resta de vida, a muchos les parece que ese castigo no es nada para lo que pasó el pobre Chuchito. Esto les hace pensar a muchos que la vida de un perro tiene menos valor que la de los seres humanos, algo que los malos pueden aprovechar para hacer daño.

Desde el 15 de mayo este hombre estaba detenido en la Fiscalía mientras era llevado a cabo su juicio, tras la exigencia de justicia de las personas.

Una vez falleció, se le realizaron exámenes que revelaron que este pobre can tenía madera, arena y otras sustancias dañinas dentro de su organismo. Fue exactamente eso lo que lo llevó a la mujer, un conjunto de derrames internos muy severos.

Esperemos que este hombre no se vuelva a acercar a un animal en su vida, ningún perrito merece sufrir lo que pasó el pobre Chuchito en vida. Las mascotas están para dar y recibir amor, no para ser maltratados y el ser humano debe entenderlo.

Facebook / Huellitas con Causa IAP

Si bien no parece un castigo suficiente, esperemos que sirva de escarmiento para los que piensan que pueden dañar animalitos y salir sin castigo alguno.

Puede interesarte