Por Luis Lizama
6 enero, 2020

Imágenes satelitales tomadas los últimos días, evidencian la grave contaminación a la que se exponen los ciudadanos. La calidad del aire supera 11 veces el nivel «peligroso» e incluso el humo está llegando a otros continentes.

La catástrofe que vive Australia es cada vez más alarmante, superándose día tras día por muy imposible que suene. Y es que muchos lugares parecen un verdadero infierno, con los cielos teñidos de rojo y las llamas silbando en las orejas. Ahora, lamentablemente, se ha develado otro antecedente.

Imágenes satelitales, tomadas desde el espacio, muestran las columnas de humo llegando a la atmósfera. Son visibles desde afuera e incluso la contaminación está llegando a otros continentes. 

Reuters

Las imágenes infrarrojas muestran grandes columnas de humo saliendo desde territorio australiano. Algunas fueron tomadas durante este sábado, uno de los días más intensos, tras la ola de vientos con calores de 46ºC. 

Las manchas negras visibles en la imagen corresponden netamente a humo.

Reuters

Algunas de las fotografías más preocupantes corresponden al este de Orbost, en la costa de Victoria, uno de los tantos lugares terriblemente afectados por los siniestros.

De momento se desconoce los problemas que atraería este nivel de contaminación, pues las capturas son relativamente nuevas y existen pocos incendios con un impacto tan grande como este.

AP

Las cifras de damnificados son un aproximado y de momento se cree que unas 1.500 casas han sido consumidas por las llamas, de las que 1365 corresponden al Estado de Nueva Gales del Sur, donde unos 300 incendios se mantienen con focos activos.

La cadena de noticias CNN ha informado que hasta este domingo eran unos 2.700 los bomberos que luchaban contra las llamas, 3 de ellos perdieron la vida. En total, el número de personas fallecidas asciende a 24.

Reuters

En cuanto a los animales, cerca de 480 millones han sido devorados por los incendios, pero se estima que la mortalidad sea mucho mayor. Se estima que un tercio de los koalas ha fallecido junto a su hábitat.

La Ministra Federal de Medio Ambiente ha confirmado que el humo ha afectado de tal forma a ciudades como Sydney, que la calidad del aire supera 11 veces el nivel «peligroso», según informa CNN.

Esperamos que esto se detenga lo antes posible. 

Puede interesarte