Por Gustavo Aldunate
2 septiembre, 2014

1

El resto del mundo debería seguir este ejemplo

El Ministerio de Desarrollo Rural de India ha decidido intentar abordar dos problemas a la vez: el desempleo juvenil y la mala calidad del aire. Ha revelado sus planes de contratar a los jóvenes –potencialmente, unos 300.000– para plantar dos billones de árboles al costado de sus carreteras.

“La distancia que cubren las Carreteras Nacionales en el país es de un kilómetro “lakh” (alrededor de 100 kms). Le he pedido a los oficiales crear un plan para plantar 2 billones de árboles a lo largo de estos tramos, lo que a su vez crearía, por un lado, trabajos para los desempleados; y por el otro, protegería al medioambiente,” dijo el ministro de Transporte Marítimo y Desarrollo Rural, Nitin Jairam Gadkari.

2

Esto no solo ayudaría a dar empleo a un segmento de la población que lo necesita y a embellecer el país, sino que los árboles son la mejor opción para mejorar la calidad del aire. India tiende a tener grandes problemas en este aspecto, así como gran parte de Asia y el Medio Oriente:

3
Mapa de contaminación atmosférica mundial compilado por la Organización Mundial de la Salud

Un estudio reciente muestra que las hojas de los árboles pueden capturar una cantidad significativa de partículas contaminantes. El estudio fue llevado a cabo en el Reino Unido; los científicos comenzaron midiendo cuanto aire contaminado entraba en un cierto número de casas en Lancaster usando aparatos de monitoreo y limpiando las superficies para luego analizar lo que se recogía con remanencia magnética, técnica que entrega información sobre las concentraciones de partículas que acarreen hierro.

Luego, el equipo ubicó una pantalla de 30 jóvenes abedules plateados en plantadores de madera frente a cuatro de las casas, incluyendo una de las casas de control, durante 13 días. La limpieza de las ocho casas dio como resultado que las casas que tenían pantallas tenían concentraciones  de 52 a 65% más bajas de partículas metálicas. Una comparación de todos los datos de monitoreo del polvo de dos de las casas de control originales confirmaron esa baja, mostrando una reducción de u en PM1, PM2.5, y PM10 en la casa con los árboles al frente.

Al examinar las hojas de los abedules plateados con un microscopio que escanea electrones, los investigadores confirmaron que las superficies peludas de las hojas atrapaban las partículas metálicas. Al igual que las partículas medidas dentro de las casas, estas partículas metálicas son probablemente producto de la combustión y uso de frenos de los vehículos que pasan. Trabajo anterior ha indicado una fuerte correlación entre la cantidad de material identificado por la remanencia magnética y benzo(a)pireno, un aromático hidrocarburo cancerígeno policíclico que se encuentra en las partículas, dice Maher.

4

Original

Puede interesarte