Por Leonardo Granadillo
23 agosto, 2019

Nosotros lo llamamos el «pulmón verde» del planeta, ellos lo llaman simplemente «casa».

Para nadie es un secreto lo que está sucediendo en el Amazonas, una de las selvas más importantes del planeta tierra se está debilitando día tras día gracias a los incendios forestales, miles de hectáreas se han perdido y los pronósticos para una recuperación no son muy alentadores.

No obstante, mientras los altos mandos de distintos países se confrontan entre sí en una lucha que aún no se convierte en acción, pueblos indígenas de los nueve países amazónicos intentan demostrar que en la unión está la fuerza, uniéndose con la intención de rescatar lo que se pueda.

Pixabay

Desde hace ya bastante tiempo los indígenas han intentado explicarles a los gobiernos que el territorio selvático es un ser vivo, un organismo parecido al cuerpo humano donde las partes funcionan como un todo. Ellos tienen lo que se denomina un ‘macroterritorio’ por ello la buena relación entre partes, lastimosamente, durante los últimos 30 años no han contado con el debido respaldo de los gobiernos de cada país, ya que estos han dividido y segmentado declarando las zonas como áreas protegidas. 

Ante la crisis, desde Colombia han retomado la idea de crear una especie de corredor para mantener la conectividad entre los Andes, el Atlántico y la Amazonía. Denominado como ‘el corredor Triple A’.

Aavaz

Para quien no sepa que es un corredor ecológico, es una conectividad entre áreas protegidas con una biodiversidad importante, se trata de evitar la fragmentación de los habitats y por ende se amplían las áreas verdes y se respeta más al medio ambiente.

Sería problemático en cuanto a los límites fronterizos, pero los indígenas solo piensan en quebrar murallas y conectar con sus hermanos. Veremos si sus propuestas prosperan, pero solo con su capacidad y humildad para crear alianzas nos demuestran que tenemos mucho que aprender de ellos.

Infoamazonia

Puede interesarte