Por Macarena Faunes
28 octubre, 2019

La medida regirá a partir de principios de 2020 y busca cuidar a los especímenes de las amenazas que atentan contra sus vidas.

No hay acto más repudiable que dañar a un ser indefenso. No se pueden proteger de la crueldad de los seres humanos, que están contaminados con tanta maldad, que no ven en sus actos el sufrimiento que generan. ¿Cómo no se dan cuenta de todo el daño que hacen? Todos los agresores deben pagar con duras penas, tal como esta excelente noticia.

A partir de 2020, Indonesia castigará con 100 latigazos a los cazadores furtivos que amenacen la vida de los animales que están en peligro de extinción. Buscan generar conciencia sobre la importancia de cuidar a los animalitos y evitar que su espécimen deje de existir en el mundo. Para algunos es una medida un poco fuerte, otros lo llamamos justicia.

El Confidencial

La ley de la Sharia, dictamen religioso que sigue los mandamientos del Islam, son las órdenes que rigen en Aceh, en isla de Sumatra. Las normas se aplicaban solo con las personas que cometían delitos de carácter moral, pero ahora también serán para quienes atenten con la vida de estos seres.

AFP via Getty Images

El nuevo régimen afecta directamente a los cazadores furtivos. Según las reglas, recibirán hasta 100 azotes en público dependiendo de la magnitud del maltrato. Las personas que son sometidos a esto actualmente son quienes consumen alcohol, mantienen relaciones sexuales fuera del matrimonio y los que participan en juegos de azar. Ahora se sumarán quienes practiquen la casería.

AFP via Getty Images

Si el gobierno lo aprueba, la propuesta entraría en vigor a principios de 2020. Además de los cazadores, los funcionarios que no cumplan con su cometido correctamente también podrían recibir 60 golpes de vara.

AFP via Getty Images

El legislador de la provincia de Aceh, Nurzahri, contó a Daily Mail que esta nueva medida va dirigida a terminar con la caza furtiva y otras amenazas que recaen contra estos animales en peligro de extinción, incluidas las aves endémicas que solo viven en la isla.

Pixabay.

«Mantener la naturaleza y su equilibrio es parte de la ley islámica.

Aceh es el centro de la biodiversidad en Sumatra y es el hábitat natural de algunos animales como los orangutanes, rinocerontes, elefantes y tigres de Sumatra»

-Legislador de la provincia de Aceh, Nurzahri, a Daily Mail-

La provincia de Aceh tiene más de cinco millones de habitantes, de los cuales, 98% son musulmanes. La mayoría apoya el castigo como práctica, a pesar de que el presidente de Indonesia, Jomki Widodo, ha pedido a todas las provincias del país que acaben con esta medida. No ha tenido éxito.

La violencia nunca será una forma de entretención. Acabar con un animal que lucha por evitar su extinción es uno de los actos más crueles que existen. Si no hacemos algo ahora, ¿Cuándo será demasiado tarde? Te invito a que reflexionemos sobre el trato que le damos a estos seres.

Puede interesarte