Por Catalina Maldonado
22 febrero, 2021

Las críticas se apoderaron de su Instagram tras compartir su sesión de fotos desnuda sobre un elefante de Sumatra, especie en peligro de extinción y que había sido introducido a la fuerza en el lugar. Ahora ella se defiende y asegura que “ama a los animales”. 

Hace algunos días la modelo e influencer rusa Alesya Kafelnikova se convirtió en blanco de las críticas luego de que la joven de 22 años compartiera un vídeo de una sesión de fotos desnuda sobre un elefante en peligro de extinción. Sin embargo, pese a los comentarios negativos en su contra, ella quiso salir a defenderse tras las acusaciones.

La publicación que había sido nombrada “Vibraciones naturales” generó cientos de anticuerpos en aquellos más amantes de los animales, pues la acusaban de abusar del elefante y utilizarlo como mera entretención. Por, eso Kafelnikova compartió una extensa publicación para explicar la situación.

Instagram @kafelnikova_a

Luego de que una organización benéfica animal la calificara de “trivialización trágica”, mientras que otros lo describieron como una “violación” contra el elefante, esta chica no quiso dejar que esto siguiera sucediendo y explicó que todo estuvo lejos de ser un acto “insensible” como fue nombrado.

En la nueva publicación, Kafelnikova publicó más fotos con el elefante, y una de ellas la mostraba ayudándole a limpiar sus patas. Allí escribió: “Si alguien no sabe que he estado haciendo obras de caridad durante muchos años y una de mis últimas donaciones fue el apoyo financiero a los animales y a la población local de la aldea, en la que tomé estas fotos”.

Alesya Kafelnikova

Pero la declaración no quedó ahí, pues la joven modelo quiso seguir explicando las razones para sentirse con el derecho de tomar las polémicas imágenes:

“Es una pena que la gente vea esto como vulgaridad y no como una belleza y un amor por la naturaleza. ¡Amo a los animales, amo a los elefantes! ¡Y amo tanto Bali! Espero que cada uno de ustedes despierte un amor estético por mi publicación y la belleza. Fue una sesión de fotos privada, no tenía el propósito de herir los sentimientos de la gente local en absoluto. Amamos la cultura balinesa y respetamos las reglas de Indonesia. Disculpe si ve algo más en esto”. 

—dijo Alesya Kafelnikova en su Instagram—.

Instagram @kafelnikova_a

La publicación, que también fue traducida al ruso, terminó con una sentido remate donde finalmente invitó a sus seguidores a ver la belleza que existe tras las fotos.

Mi intención con estas imágenes era mostrarles que amo y respeto a los animales y especialmente a los elefantes más que a nada. ¡Desearía que todos aquellos que son tan negativos despierten un amor estético por mi publicación y vean la maravillosa belleza en ella!”.

—finalizó Alesya Kafelnikova en su Instagram—.

Sus disculpas acumularon más de 22 mil “me gusta” y sus fans la apoyaron tras su declaración, sin embargo, también salieron personas que volvieron a acusarla por su fotografías.

En su momento, Save the Asian Elephants la sentenció diciendo que en el fondo solo estaría ayudando a promover el negocio de estas criaturas, quienes año a año son “comercializadas a golpes” y sufren todo tipo de tortura, siendo una especie declara en peligro de extinción y que debe ser sumamente protegida.

Una situación que da para pensar…

Puede interesarte