Por Luis Lizama
9 octubre, 2019

Repele las llamas y evita su esparcimiento. Sería la solución al eterno problema de los incendios forestales.

El mundo entero lucha año tras año contra los incendios forestales. Agua, helicópteros, miles de voluntarios, todo tipo de estrategias son empleadas con relativamente poco éxito. Y es que cuando un siniestro alcanza altas magnitudes, no hay quién pueda frenarlo. En esa búsqueda de soluciones ha surgido una revolucionaria.

Dos investigadores de la Universidad de Stanford, han trabajado en un método para prevenir y combatir el fuego en los incendios. Han creado una especie de gel en aerosol que se adhiere por meses en la vegetación y que repele el fuego. 

Podría ser el fin de los incendios forestales.

Imagen referencial – Pixabay

Se puede esparcir por grandes áreas verdes y así funcionar como una «vacuna», evitando brotes y propagación del fuego.

Es bastante simple en cuanto a su funcionamiento, pues aquella vegetación que esté cubierta con el gel, difícilmente se quemará.

Pasto no tratado con el gel, versus aquel que sí fue roseado (Foto: ERIC APPEL)

“Esto tiene el potencial de hacer que la lucha contra incendios forestales sea mucho más proactiva, en lugar de reactiva”

Comentó Eric Appel, autor del estudio para Science Daily.

Imagen referencial – Pixabay

Estrictamente el producto se trata de un fluido viscoelástico, a base de celulosa, que lubrica y protege la vegetación, puede durar meses y algo muy importante es que no contamina ni produce daños colaterales. 

Surgió a raíz de los incendios vividos en 2018 en California, que fueron de los más catastróficos en la historia del sector. Para eso, la universidad buscó profesionales y desarrolló el gel anti-fuego.

La novedosa iniciativa ha sido probada en distintos terrenos y vegetaciones, resultando tremendamente exitoso.

«Pasto no tratado». (Foto: ERIC APPEL).

Logra frenar el avance del fuego y  se mantiene en las plantas durante meses, sin importar que llueva, siendo éste la principal novedad respecto al resto de retardadores de fuego.

Imagen referencial – Pixabay

El material es tan fácil de usar que incluso podría rosearse desde un avión o helicóptero.

Se espera que el gel pueda probarse en condiciones extremas y reales, para reflexionar sobre su posible expansión en el mundo entero.

Puede interesarte