Por Cristofer García
1 febrero, 2021

“Sabemos que no es mucho el trabajo que hacemos, pero lo realizamos con mucho amor, espero puedan apoyarnos para poder realizar más comederos”, dijo Norman La Torre, uno de los voluntarios.

Los animales abandonados no tienen la culpa del trato cruel que recibieron y de tener que sobrevivir en la calle por su cuenta, sin embargo, es una realidad con la que tienen que lidiar diariamente. Sus vidas se basan en una búsqueda incansable de agua y comida, pero en muchas ocasiones no logran conseguir nada.

Es normal ver a los perros sin hogar hurgando entre la basura para poder llevarse algo de alimento al estómago, aunque no sea sano para ellos. En medio de ese desespero comen lo que sea, así como beben de charcos de agua sucia, su única opción para hidratarse.

Norman La Torre

Por eso, cada vez son más necesarias iniciativas como la de estos jóvenes de Lima, capital de Perú, quienes se las han ingeniado para instalar comederos y bebederos en las calles de esta ciudad.

“Hola a todos que tal quería compartirles lo que venimos trabajando en favor de los animalitos sin un hogar. Les presentamos nuestros comederos exclusivos para perros de la calle“, escribió Norman La Torre en una publicación en su cuenta en la red social Facebook.

Norman La Torre

“Sabemos que no es mucho el trabajo que hacemos pero lo realizamos con mucho amor, espero puedan apoyarnos para poder realizar más comederos y seguir difundiendo la página que tenemos“, agregó el joven.

Huellitas Turquesas

Tal como se puede apreciar en las fotografías difundidas en un grupo en esta red social, se trata de unos cilindros que van instalados en parejas (uno para el agua y el otro para la comida). De esta forma los peludos se pueden acercar a comer y beber con tranquilidad, porque los encargados están pendientes de volver a llenarlos por arriba.

Norman La Torre

“Este sábado último (30 de enero) se logró instalar dos comederos y bebederos para los amigos de cuatro patas de la calle. Si pasas por el lugar, y los encuentras vacíos, puedes llenarlos de croquetas. ¡Gracias!”, publicó este grupo.

Norman La Torre

Acciones como estas se valoran aún más en medio de esta pandemia de COVID-19, donde muchos de los animales que antes eran alimentados por transeúntes, ya no reciben este beneficio por el confinamiento.

Puede interesarte