De demonio…¡nada!

Sí, sé lo que está pasando por tu cabeza en este momento. El loco Taz de los Looney Tunes dando vueltas y mordiendo todo. A mi también me pasa lo mismo al escuchar el nombre de este tipo de marsupial. Lo que no sabíamos es que los demonios de Tasmania se ven muy distintos en la vida real: son más cariñosos, juguetones, y tiernos… sobre todo si tiene unos pocos meses.

Tim Faulkner sabe esto muy bien, y cuida a esta especie en la isla Tasmania, Australia -único lugar que habitan-. Se dedica a ellos porque están en peligro de extinción, y él quiere crear conciencia al respecto.

Brand Account

El amor que siente por estos animales es tal, que este cachorro se enamoró de él, y después de disfrutar de las caricias en su pequeño estómago, no pudo dejar de seguirlo. Estoy segura de que este video te sacará más que una sonrisa.

¡Quiero uno de mascota!

Puede interesarte