Por Mariana Meza
22 enero, 2021

El pasado miércoles 20 de enero, cuando Joe Biden juró como el nuevo presidente de Estados Unidos, Champ y Major Biden marcaron el regreso de las mascotas a la Casa Blanca después de cuatro años. Este último, además, es el primer perro de refugio en vivir en el palacio presidencial de Washington D.C.

Joe Biden ya es el nuevo presidente de Estados Unidos. El pasado miércoles 20 de enero se transformó en el número 46 en llegar a la Casa Blanca y, con los pocos días que lleva bajo el mando, ya se han notados cambios y se ha dado luz verdes a diferentes iniciativas. Pero Biden no llegó en soledad al palacio presidencial de Washington D.C.: lo acompaña su esposa Jill Biden y sus dos perros, Champ y Major Biden. Estos últimos, se han transformado en unas celebridades y volvieron a instaurar una larga tradición.

@drbiden / Instagram

Luego de cuatro años sin animales en la Casa Blanca, bajo el mandato del ahora ex presidente Donald Trump, Champ y Major Biden son los perros que marcan el regreso de las mascotas al lugar.

Y es que luego de que Trump rompió con la tradición de tener mascotas, el presidente Joe Biden pensaba todo lo contrario y tenía clara la misión de sus perros desde que comenzó su campaña política para llegar a la presidencia. Hoy, los dos pastores alemanes disfrutan de las 7,3 hectáreas de terreno de la Casa Blanca.

@drbiden / Instagram
@drbiden / Instagram

Sin embargo, aún queda un importante detalle por contar. Major Biden es, además, el primer perro de refugio rescatado en llegar a la Casa Blanca, un hito importante en la historia de las mascotas que han pasado por ahí a lo largo de la historia. “Desde un cachorro de refugio en la Asociación Protectora de Animales de Delaware (DHA) hasta el primer perro en la Casa Blanca, el comandante Biden está dando pruebas de que todos los perros pueden vivir el sueño americano”, comentó la DHA, la asociación que lo rescató, en un boletín, quienes además le realizaron su propia “indoguración“.

En noviembre de 2018 Joe Biden, el nuevo presidente de Estados Unidos, se dirigió hasta el refugio de animales en Delawere y se llevó a Major a su hogar. Hoy el pastor alemán rescatado hace historia.

Delaware Humane Association / Facebook

Por su parte, Champ, el otro pastor alemán, llegó a la vida de la familia Biden años antes, en 2008, y desde ahí que los acompaña en todas sus actividades y se luce en las redes sociales de los Biden junto a su hermano Major.

@NaomiBiden / Twitter

Recapitulando. Donald Trump fue el primer presidente, desde Andrew Johnson en 1860, en interrumpir la tradición de tener mascotas en la Casa Blanca. Cuando Barak Obama llegó al poder en 2008, les prometió a sus hijas que tendrían un perro y al año siguiente tuvieron a Bo, un perro de agua portugués. En 2013 también adoptaron a Sunny, de la misma raza.

Años antes, Goerge W. Bush tuvo a su perro Barney, quien murió en 2013. Su padre, George H. W. Bush tuvo a varios perros viviendo en la Casa Blanca. Por otro lado, Bill Clinton también tuvo mascotas, el gato Socks y el labrador Buddy.

La llegadas de los perros del presidente Joe Biden, Champ y Major Biden, se da en un contexto en el que en Estados Unidos la adopción de animales ha aumentado considerablemente, incluso en algunos refugios ha crecido entre un 30 y 40%.

Puede interesarte